Quantcast

Zulia: En las profundidades del crimen: Los Meleán


 Tres sicarios irrumpieron en una clínica
disfrazados de Cicpc.

Seis muertos en nuevo atentado
contra el hermano de Antonito

 

● A las 3:30 de la madrugada de ayer mataron a un hijo y a un sobrino de Nelson Meleán, quien había sido herido a tiros el pasado lunes en Santa Rita.

● Otros tres escoltas de Nelson Meleán fueron abatidos, mientras uno de los atacantes cayó fulminado y fue abandonado por sus compinches en el 2do. piso.

● Nelson Meleán estaba en Cuidados Intensivos porque a esa hora presentaba una hemorragia interna, pero sus custodios lo protegían en el corredor frontal.

● Los tres gatilleros engañaron al vigilante porque vestían chaquetas del Cicpc, y así llegaron al segundo piso del centro clínico en la calle Carabobo.

● En el charco de sangre que acompañaba a los cadáveres había cuatro pistolas nueve milímetros, centenares de conchas de proyectiles y un teléfono.

● El Centro clínico Cabimas se llenó de sangre desde las escaleras hasta el primer piso.

● El jefe del Cicpc, Humberto Ramírez, dijo que posiblemente este caso esté conectado con el de “Antonito” Meleán, asesinado el 27 de diciembre de 2008.

● Familiares de Meleán salieron del centro asistencial en horas de la tarde. Cicpc aún estaba haciendo inspecciones en el sitio de los hechos.

●  Muertos: Malvin Meleán (30 años); Reinaldo José Meleán Cárdenas (21 años); Julio Antonio Paz (40); Yolbert Enrique Olivares (39); Mervin Cepeda (30) y el atacante Marlon Hernández Colmenares (30).

● Cabimas madrugó entre tiros y sirenas en medio de una imponente vendetta

● La Policía Regional custodió la escena del crimen hasta horas de la tarde.

● Personal administrativo se mantuvo hermético ante los hechos.

Seis muertos dejó un atentado contra Nelson Meleán, hermano del fallecido “Antonito” Meleán. Tres sicarios enchaquetados con las insignias del Cicpc entromparon a los escoltas de Nelson Meleán, quien fue herido a tiros el lunes en Santa Rita. Un hijo y un sobrino del paciente perecieron. Un atacante cayó.

El centro clínico Cabimas se tiñó de sangre entre la hospitalización y la unidad de cuidados intensivos. Tres hombres armados, uno de ellos con uniforme policial, ingresaron al piso dos y dispararon contra los familiares y escoltas que el productor agropecuario Nelson Meleán tenía a su alrededor mientras se recuperaba del atentado que sufrió el lunes en el municipio Santa Rita y en el que recibió cuatro tiros en varias partes de su cuerpo. La balacera dejó seis víctimas fatales.

La masacre se registró a las 3:30 de la mañana. El trío criminal amedrentó al vigilante del centro asistencial y lo obligaron a que le dijera dónde estaba Meleán recluido. El hombre tenía varias horas en una unidad de cuidados intensivos recuperándose de una hemorragia interna que sufrió después de recibir dos de los balazos en el abdomen.

Subieron por las escaleras y pistola en mano enfrentaron a los cinco hombres que vigilaban la puerta de entrada. Estaban dos allegados de Meleán, su hijo Reinaldo y tres hombres que según el Cicpc se desempeñaban como escoltas.

Los familiares del productor estaban preparados y abrieron fuego. La balacera despertó a todos los enfermos hospitalizados y sembró el terror dentro y fuera del lugar, que está ubicado en la calle Carabobo de Cabimas, a dos cuadras del conocido taller Apolo, de la carretera H.

Los tiros rozaron paredes, destrozaron vidrios, despertaron enfermos y aterrorizaron mujeres abnegadas. El saldo sangriento fue de seis personas muertas: Reinaldo José Meleán Cárdenas (21), hijo de Nelson Meleán su allegado Julio Antonio Paz (40) y dos presuntos escoltas identificados como Yolber Enrique Olivares (39) y Mervin Cepeda (30). El quinto cadáver pertenecía a Marlon Alberto Hernández Colme-nares (30), el sicario que intentó matar a Meleán y vestía una chaqueta del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.

A Malvin Meleán (30), sobrino del productor, lo trasladaron de emergencia al hospital de Cabimas.  Era el sexto cadáver de la sangrienta noche. Murió en el trayecto, un poco después que una ambulancia llegara a socorrer a las víctimas de la balacera.

A las 4:00 de la mañana la familia Meleán vivía una pesadilla. El número de muertos llegó a seis y temen que el padre, a quien buscan a costa de lo que sea, ascienda la cifra. El joven Reinaldo era uno de los hijos menores y su deceso provocó una crisis a su madre, quien no se recuperaba del atentado anterior.

 Evidencias:

A las 10:00 de la mañana el Cicpc tenía todo un resultado del hecho. Aún no se conoce de dónde sacaron la chaqueta que utilizaron para perpetrar el crimen. Asuntos internos del Cicpc investigará si algún funcionario participó en el plan criminal.

Los pistoleros, después de ver que uno de sus hombres cayó abati-do, se fueron en un Mitsubishi Lancer color plata, placas ZTU-35Y que horas más tarde fue hallado abandonado a unas cuadras del sitio de los hechos. Ahora se somete a un análisis de dactiloscopia.

Entre las evidencias que recabaron dieron a conocer que se ha-llaron cuatro pistolas; tres de ellas Glock y una Pietro Beretta, todas nueve milímetros. Al levantar el cadáver del sicario encontraron un teléfono celular. Hicieron el rastreo de llamadas y al parecer muchas de ellas, relacionadas con el atentado, fueron hechas desde Bachaquero, en el municipio Valmore Rodríguez.

El señor Nelson Meleán, irónicamente, sigue en mejoría, a pesar de los dos últimos atentados. La hemorragia interna que sufrió debido a los cuatro balazos que recibió el lunes, fue controlada y ahora se recupera lentamente.

Sus familiares lo trasladan a otro centro asistencial y autoridades regionales solicitaron a la Fiscalía séptima del Ministerio Público, que lleva el caso, una medida de protección a la víctima.

En cuanto al móvil del hecho el comisario Humberto Ramírez, jefe del Cicpc en la región, no fue claro. Precisó que aún se investiga y aseguró que es posible que los nexos del hermano del agredido, Antonio Meleán, tengan alguna relación  con el hecho. Aseguró que varias comisiones de la Guardia Nacional, de la Policía Regional y del Cicpc rodearon todos los municipios cercanos a la Costa Oriental y él personalmente estará por unos días en Cabimas.

Desmintió que una enfermera del centro clínico Cabimas haya resultado herida, como también negó que algún sicario haya sido aprehendido en el municipio Baralt.

Atentado:

Al productor Nelson Meleán lo persigue la muerte. El lunes pasado fue el penúltimo atentado que sufrió. El hombre salió de su casa en su camioneta Tahoe y al bajar, para asistir a una concentración y marcha que partidarios de Acción Democrática hacían en Santa Rita para celebrar su aniversario, recibió varios balazos por parte de un sicario desconocido que bajó de un carro pequeño.

Uno de los hombres que estaba con Meleán respondió al criminal, pero este no fue neutralizado y logró huir. Mientras tanto, ese lunes a las 7:30 de la noche las madres perdieron el control al ver que dos niños, de 12 y nueve años, recibieron varios balazos en partes del cuerpo como el glúteo o las extremidades. Los dos infantes, junto con un adolescente que recibió un tiro en un glúteo, están fuera de peligro y los remitieron al hospital de Cabimas.

Para entonces la esposa de Nelson Meleán recibió la noticia por parte de sus vecinos y se dirigió a la Fiscalía del Ministerio Público. Allí formuló la denuncia, aunque no señaló a alguien en específico. En la casa de Meleán residía el matrimonio con sus tres hijos y un nieto.

Mecocal, del municipio Miranda. Un año antes, el jueves 16 de enero de 2009, seis hombres vestidos de negro y portando armas largas y cortas cerraron la carretera donde se ubica la residencia de Nelson Meleán y apuntaron a varios vecinos obligándolos a esconderse en sus domicilios. Para entonces la casa estaba deshabitada y varios de los sujetos gritaron que salieran, amenazando con una granada. Una hora después se fueron, pero antes hicieron varios tiros y acabaron con las ventanas.

El apellido:

La familia Meleán sufre sus peores momentos. Desde que el pasado 27 de diciembre de 2008 asesinaron al productor agropecuario, muchas muertes son atribuidas a ese caso. Sin embargo, dos años después, las autoridades siguen extendiendo la lista en vez de frenar la ola de violencia.

Hasta ahora los Meleán sólo lloran dos muertes, incluyendo la del joven Reinaldo, aunque hace unos meses en La Cañada de Urdaneta el apellido resonó de nuevo cuando asesinaron a un muchacho, del mismo apellido, junto con su novia, y días después dieron muerte a su padre en la plaza que se ubica en el casco central de Concepción.

La Costa Oriental del Lago se tiñó de sangre por primera vez hace más de un año cuando acribillaron a dos empleados de una granja de Alberto Villasmil. Luego la cifra se extendió meses después con el asesinato de un familiar lejano de Meleán, que aunque no fue atribuido al homicidio del productor agropecuario, se mantuvo en boca de todos los medios por tener el mismo apellido.

La muerte más reciente del caso responde a la de Jesús Vílchez, barbero con más de 45 años de experiencia que fue asesinado en su residencia. El hombre fue testigo clave en el asesinato de Meleán y autoridades consideran que su muerte se debe a una limpieza de los autores del crimen para no dejar rastros en el hecho.

 Aún así, al caso Meleán se le adjudican más de 15 muertes en todo el territorio nacional y en casi dos años. A Henry Andrade, hombre de confianza del productor, lo asesinaron en Barquisimeto, mientras trataba de esconderse de un homicidio inminente. Al parecer el sicario de “El Gallero” fue un hombre de confianza.

Aunque Daniel Leal, acusado por las autoridades como el autor intelectual del crimen de Meleán, fue asesinado a mediados de año en el retén El Marite, las autoridades aseguran que el atentado del hermano menor de Meleán y su muerte tienen alguna conexión. No han especificado con detalles sus argumentos.

 Antonito:

Antonio Jesús Meleán Vergel murió el 27 de diciembre de 2008, fecha en el que celebraba su cumpleaños. Dos sicarios le dieron 36 balazos a las 5:30 de la tarde cuando entraba a la barbería Doménico, ubicada en el centro comercial Taicupa, en el bulevar 5 de julio.

Su nombre es conocido a nivel regional por sus actividades agropecuarias en el sur del lago. Inauguró una urbanización y era propietario de una contratista. Una carta suya, pocos meses antes de morir, estuvo en la palestra por señalar a un político, quien había dirigido antes la cárcel de Sabaneta. La respuesta de Meleán refutaba a las acusaciones que le hizo ese político, señalándolo de “mafioso”.

El hombre tuvo varios hijos y muchos de sus familiares son conocidos en los municipios donde residen. Nelson Meleán era su hermano menor por parte materna y es conocido en La Rita por tratarse de un municipio poco poblado en el que residieron sus padres y otros allegados.


Por:  Redacción/Sep 16 2010
www.versionfinal.com.ve

Temas relacionados:

Maracaibo: Encapuchados asesinaron a Mervin Meleán sindicalista petrolero
Maracaibo: Mataron a otro familiar de “Antonito” Meleán
ZULIA: Matan a Nelson Meleán en Colombia
SANTA MARTA: Nelson Meleán, recibió 10 tiros a sangre fría en Colombia
MARACAIBO: Tras el asesinato de “Antonito” van 45 crímenes por sorpresa
Guarenas: Capturan a “Nelsito” Meleán
MARACAIBO: Continua la “Saga” contra los Meleán
MARACAIBO: Buscan a "El Frederick" y a sus hombres
ZULIA: Asesinan a hermano de “Antonito” Meleán

Comentarios:

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

You can add images to your comment by clicking here.

Widgetized Section

Go to Admin » appearance » Widgets » and move a widget into Advertise Widget Zone