PLANIFICACIÓN: El Metro de Caracas perdió su norte

Entre los proyectos que no se acometieron está el tren ligero de El Hatillo
y la línea de Los Magallanes a La Urbina.

La congestión de la Línea 1 ratifica la
necesidad urgente de un trazado paralelo

 

En la década de los noventa, el Metro de Caracas planificó tres líneas adicionales a las tres que estaban en funcionamiento. Producto de ese trabajo, José González Lander, presidente de la compañía, dio cuenta, a través de un artículo publicado en 1997, de los retos de expansión.

Explicó que para 2010 podían estar construidas la Línea 4 ­desde Capuchinos a las cercanías de Parque del Este­ y la Línea 5 ­un tren ligero que cubriría la zona de El Hatillo­.

También mencionó la Línea 6, un trazado al norte de la Línea 1, desde Los Magallanes de Catia a La Urbina, pero no hizo hincapié en ella.

Los especialistas aseguran que debido al exceso de pasajeros que ha tenido la Línea 1 por la conexión con los sistemas de Los Teques y los Valles del Tuy, además de la falta de mantenimiento, es necesario comenzar a construir cuanto antes el trazado norte para desahogar la primera línea del Metro.

“Actualmente están trabajando en las cuatro últimas estaciones de la Línea 6, lo que va a traer más pasajeros provenientes de Guarenas a la Línea 1”, expresó Eduardo Páez-Pumar, presidente del Instituto de Mejoramiento Profesional del Colegio de Ingenieros.

El subterráneo traslada a diario en la actualidad a 1,7 millones de pasajeros, de los cuales 1,3 millones usan la Línea 1.

“La Línea 6 aparecía en los mapas de la empresa en 1999, incluso en un libro publicado por la compañía en 2004. Pero luego la olvidaron”, expresó Sebastián Paz, ex directivo del Metro Los Teques.

José Rafael Albornoz, quien trabajó en el Departamento de Planificación del Metro desde 1977 hasta 2007, aseguró que los cálculos que se hicieron en la década de los noventa no establecían que la Línea 6 se construyera en 2010.

Subrayó que sería un corredor de vital importancia: “Aliviaría mucho la Línea 1, por ello es muy rentable para la población desde el punto de vista de los beneficios sociales, como mayor movilización y revalorización de las zonas aledañas”.

Para Albornoz, la construcción de esa línea es difícil porque está en una zona muy poblada ­como las avenidas Sucre y Urdaneta­, a lo que se le suma la poca información sobre la localización y estado de las redes de servicios, como agua, electricidad y teléfono.

Paz piensa distinto: “Era más difícil hacer el trazado de la Línea 1 porque pasaba por tramos más neurálgicos. A eso le sumamos que la tecnología ha avanzado mucho en 30 años, es mucho más fácil hacer las excavaciones”.

Las “medidas” del Metro no alcanzan al Metrobús, hay que hacer más eficiente el transporte superficial

 

Otras deudas del Metro:

El artículo publicado por González Lander también indicaba que era factible que la Línea 4 estuviera operativa en 2010. Incluso, los cálculos indicaban que se podían transportar diariamente 525.000 personas. Pero sólo se ha hecho el tramo que va de Capuchinos hasta Zona Rental, mientras que en julio pasado empezaron las perforaciones para el resto del ramal.

González Lander también creía posible que para este año estuviera funcionando la Línea 5, con ramales hacia El Cafetal y El Hatillo. En ese caso se dispondría de un sistema de tren ligero con capacidad para movilizar diariamente a 340.000 usuarios.

Páez-Pumar recomendó reactivar otros tramos, como la conexión entre Caricuao y La Rinconada. Si bien fue pensada para el traslado exclusivo de trenes a los talleres, el ingeniero recomienda que se use también para los pasajeros.

Otro tramo posible iría desde San José hasta El Valle: “Es el trazado que intentan cubrir con el Buscaracas, pero ese sistema no va a atender el mismo número de usuarios que un subterráneo y causará más congestión en la zona”.

A juicio de Albornoz, sin embargo, se han cumplido casi todas las construcciones planificadas. “Para 2010 teníamos previsto que se construyera el tramo Capuchino-Zona Rental y El Valle-La Rinconada, y se ha hecho. En cuanto al tramo Zona Rental-Miranda II, se construye como está planificado”.

Sostiene que se ha descuidado el proyecto hacia el sureste y, más importante aún, la Línea 1. “A estas alturas ya ha debido comenzarse la construcción de la línea de El Hatillo o al menos debería existir un proyecto más sólido. Mientras que ha debido terminarse el mantenimiento mayor de la Línea 1, es decir, la modernización de los trenes y todo el sistema”.

José Rafael Albornoz y PáezPumar coinciden en que aunque se construyera la red completa, que llega a los 100 kilómetros, se saturaría también al poco tiempo si no se hace más eficiente el transporte superficial.


SIMÓN GONZÁLEZ | PLANIFICACIÓN
sgonzalez@el-nacional.com
Nacional | Ciudad
EL NACIONAL

Comentarios:

comments

You must be logged in to post a comment Login

Widgetized Section

Go to Admin » appearance » Widgets » and move a widget into Advertise Widget Zone