Motorizados: Bailando el muerto en la autopista

Motorizados jóvenes lanzan ráfagas de proyectiles al aire cuando van por las vías expresas camino al cementerio a enterrar sus difuntos.

Los 120 policias del Vivex nada hacen para evitar las
detonaciones de “gatillos alegres” en las autopistas

 

La gente no cree que sea necesario tener más policías, se lee en encuesta de Incosec. Entrando a la autopista Francisco Fajardo, en sentido oeste-este, desde la avenida Baralt, Patricia Rincón iba en mototaxi de parrillera porque se la comió el tiempo entre una diligencia y otra, el sábado pasado.

Un minuto fue suficiente para ser testigo de lo que muchos cuentan que ocurre tras la carroza fúnebre de un supuesto malandro. Nadie lo cree sino hasta que lo ve. Patricia lo vivió mientras su conductor serpenteaba la vía entre los carros casi detenidos. Eran como las 12:20 del mediodía en plena Caracas lluviosa.

Delante de la camioneta que llevaba el féretro, un carro de modelo reciente iba con la maleta destapada abriendo el camino al muerto y alegrándole su paso al más allá. “Tenían un par de cornetas grandes con música a todo volumen. Era salsa brava: nadie es eterno en el mundo/nadie vuelve del sueño profundo”, recordó.

A los lados escoltaban motorizados que iban y venían y hacían piruetas como caballitos en homenaje al fallecido.

No se les ocurría a quienes venían detrás rebasar los carros y las motos para adelantarse. Con la pompa fúnebre encabezando, los demás vehículos y busetas de transporte público hacían la corte.

“En una de esas escuché disparando al aire, una ráfaga: pajpajpajpaj, y luego otra, y luego otra. Los que iban de parrilleros, algunas muchachas, jamás se encorvaron para protegerse por si les caía una bala. Al contrario, parecían acostumbrados”.

Según Patricia –nombre real en resguardo-, llegado un punto del trayecto detuvieron la marcha completamente, unas motos adelante y otras en la retaguardia, paralizando el tránsito, mientras tres carros giraban alrededor de la carroza tocando cornetas y sirenas. Como minuto y medio, quizá dos, transcurrieron. Después siguieron en dirección al cementerio que está en la vía hacia Guarenas.

Y ni un policía de los 120 del Vivex que participan en el plan “Autopista segura”, desde enero de este año, se vio en las inmediaciones de la vía expresa, señaló Rincón, quienes por demás cuentan con unas 40 unidades motorizadas para la vigilancia de la autopista día y noche.

De acuerdo con la encuesta publicada por Incosec, donde fueron consultados 1.500 hogares a escala nacional en julio de 2010, los ciudadanos más que nunca creen que la inseguridad es el problema más grave que existe en el país, y para el cual no consideran que sea necesario que haya más policías.

Mientras 90,2% de las personas no dudó en señalar su exposición permanente al hampa, a sólo 1,6% le parece conveniente que se incremente el número de uniformados.

Ya la Conarepol en 2006, en un esfuerzo sin precedentes en Venezuela, creó un nuevo modelo de gestión policial con base en un diagnóstico ampliamente participativo; sin embargo, eso derivó en una ley que “nos parece un retroceso con respecto a las recomendaciones de la Conarepol”, porque muestra “el excesivo centralismo del Sistema Nacional de Policía y la pone en manos del Ejecutivo Nacional, que se consagra como órgano rector por medio del Ministerio de Interior y Justicia con potestad total para intervenir en las policías, diseñar políticas y establecer pautas de actuación”, comentó en su oportunidad José Virtuoso en un artículo publicado en la revista SIC.

Ahora el Consejo Nacional de Policía ha abierto una nueva consulta popular sobre la función y conformación de comités que sirvan como controladores sociales de la actuación policial.

Quizá esos comités podrán actuar en el caso del Vivex para evitar las detonaciones de gatillos alegres en las autopistas, además del acto de violencia intrínseca al portar armas de fuego sin ningún freno por parte del Estado y disparando como si los proyectiles no fueran a caer en parte alguna. En algunos casos se ha denunciado también que asaltan a quienes están en la cola. Sobre el cortejo fúnebre, solidaridad y respeto con los familiares de los muertos.

ES CON USTED…

-Quédese bien atrás cuando se tope en la autopista con una pompa fúnebre donde se escuchen detonaciones, y sálgase en la primera opción
-Avise en los módulos del Vivex del hecho
-No intente rebasar los carros o las hileras motorizadas
-Evite sacar celulares o teléfonos inteligentes para contar lo que está sucediendo porque pueden robarlo


Por: Marianella Durán/ Ciudadan@ 171




Comentarios:

comments

You must be logged in to post a comment Login

Widgetized Section

Go to Admin » appearance » Widgets » and move a widget into Advertise Widget Zone