Maracay: Viviendas construidas por China están a 100 metros de depósitos de Cavim

Urbanizaciones José Félix Ribas y Caña de Azúcar estaban en la zona cuando fue instalada la compañía de armamento.

Desalojaron tres escuelas luego
de hallar granada en una casa

 

Las urbanizaciones José Félix Ribas y Caña de Azúcar son las que están más cerca de las instalaciones de Cavim en Maracay. Apenas 700 metros las separan de los depósitos donde se registraron las explosiones el domingo pasado.

Una cerca de alambre es lo único que está de por medio entre el complejo Torre Bolivariana, en el sector José Félix Ribas, y un sector residencial conocido como Arsenal, ubicado en la base militar junto a Cavim. Allí, 336 familias vivieron el incendio junto a sus vecinos de las casas de la guarnición, donde habitan familiares de militares. Estas viviendas estaban desocupadas ayer. Sus moradores están refugiados en el cuartel.

Una reja separa las edificaciones del Gobierno chino de los galpones incendiados.


Registros de documentales y testimonios de vecinos fundadores de esas zonas residenciales indican que una parte de los urbanismos La Coromoto, José Félix Ribas y Caña de Azúcar fue construida antes de la instalación de las dependencias de Cavim. En 1972, durante el primer gobierno del presidente Rafael Caldera, entregaron casas de la comunidad Jose Félix Ribas y algunos apartamentos de Caña de Azúcar. Esta obra la terminó la gestión de Luis Herrera Campins, diez años más tarde. El área conocida como Arsenal ­en la base militar­ ya existía y contaba con algunas viviendas. La Torre Bolivariana es la más reciente, tiene tres años construida con recursos del Gobierno nacional adjudicados a través de Inavi. En 1975 se creó Cavim mediante un decreto del presidente de la República, Carlos Andrés Pérez.

Esto es contrario a lo que establecen las regulaciones, según las cuales debe existir un perímetro de seguridad de seis kilómetros a la redonda para separar los almacenes de municiones y armamento de las viviendas.

Actualmente, en los terrenos de Arsenal el Gobierno construye en cooperación con China 2.016 viviendas bajo la supervisión del Ministerio de Infraestructura. Los edificios estarán ubicados a 100 metros de los depósitos que se incendiaron.

Para el momento del siniestro en Arsenal había 400 militares, personal de tropa del cuartel. Entre Cavim y Arsenal hay campamentos de los especialistas de Rusia y China que están encargados de la construcción del complejo de viviendas en la base.

Fallaron las alertas. “No se activaron las sirenas, en ningún momento sonaron las alarmas de Cavim; la explosión nos tomó por sorpresa”, dijo Yaquelin de Henríquez, habitante del sector 5 de José Félix Ribas.

Ella vive desde hace 38 años en la zona y en 3 oportunidades ha escuchado las sirenas: “Se encendieron en 1992 cuando la intentona golpista; en el 2002 en un intento de invasión de los terrenos militares, y hace pocos años durante un simulacro”.

El domingo pasado lo que alertó a los vecinos fueron las seguidas detonaciones que estremecían las camas.

“Era como escuchar explotar cuatro matasuegras al mismo tiempo, y lo único que pudimos hacer fue salir corriendo”, relató Henríquez, que recordó que con cada detonación el piso se movía como si fuese un temblor.

Con miedo y sin servicios:

En el sector 8 de Caña de Azúcar ayer fueron evacuados 3 planteles educativos por decisión del consejo comunal porque hallaron una granada en el patio de una casa cercana. El artefacto explosivo fue retirado por un equipo de expertos.

Aproximadamente 300 alumnos de las escuelas Santos Michelena, Bicentenario del Niño y América Unidad fueron desalojados de los salones de clases y ante esta situación la comunidad pidió que las clases se suspendieran por una semana mientras terminan de rastrear la zona.

El comandante de Guarnición de Maracay, general Cliver Alcalá, dijo que no hay ningún peligro en las instituciones educativas porque todas han sido revisados de manera minuciosa y no se han detectado explosivos.

Sin embargo, la preocupación y el miedo siguen presentes en la ciudadanía por temor a que no esté controlada la situación.

El constante sobrevuelo de helicópteros, sirenas de ambulancias y patrullas que entran a Cavim refuerzas sus dudas.

Marla Velásquez dijo que está en zozobra y por eso tiene listas las maletas en caso de que se repitan las detonaciones.

Ella vive en el complejo habitacional Torre Bolivariana.

“No tenemos luz ni agua y nos está matando el miedo”, expresó Yoel Román.

Pero Alcalá insiste en que la situación es de completa normalidad en Cavim, por lo que asegura que no hay razón para más desalojos. Así, desestimó la acción de un grupo de personas que ayer en la mañana desde una camioneta y con el uso de un megáfono ordenaba la evacuación de las viviendas en el noroeste de Maracay ante el peligro de explosiones.

Los helicópteros son utilizados para refrescar los depósitos donde han esparcido más de 30.000 litros de agua. Por lo menos 115 artefactos explosivos han sido localizados y 75 granadas sin percutir fueron llevadas cerca de los depósitos para destruirlas.

El material recolectado que es de interés criminalístico está en poder de las autoridades.

La Fiscalía 12 militar se encargará de las investigaciones.

El director del Cicpc, Wilmer Flores, informó que cuando les indiquen se sumarán a las pesquisas.

“Es necesario un plan de contingencia”

El ex director nacional de Protección Civil, general (r) Antonio Rivero, señaló que el incendio registrado en la sede de la Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares en Maracay demuestra la necesidad de que el Ejecutivo diseñe planes de contingencia en casos similares.

El ex funcionario recomendó a las autoridades que no construya viviendas en las cercanías de instalaciones militares y puso como ejemplo el anuncio de edificación de casas en el Fuerte Tiuna hecho por el presidente Chávez.

“Por medidas de seguridad los civiles no pueden convivir en esas zonas militares, la instalación de carpas en una pista de aterrizaje como La Carlota representa un riesgo para la ciudadanía en general”, aseveró.

Añadió que es necesario que se coordinen programas con la población que vive cerca de almacenes de artefactos explosivos y que se refuerce la seguridad militar de esas instalaciones: “Se debe realizar un plan nacional para responder a contingencias de esa naturaleza”.


Por: LAUDELYN SEQUERA
ARAGUA | MARACAY
FISCALÍA | Judicial
EL NACIONAL

Comentarios:

comments

You must be logged in to post a comment Login

Widgetized Section

Go to Admin » appearance » Widgets » and move a widget into Advertise Widget Zone