Quantcast

Chávez ha tenido 125 ministros en 12 años


De las 125 personas que han sido nombradas ministros en estos 12 años de gestión, apenas 12 han criticado en público las políticas y planes económicos.

Chávez prometió 9 ministerio
y en la actualidad tiene 27

 

Doce años después de su primera toma de posesión, y 19 desde que irrumpió en la vida política venezolana, Hugo Chávez Frías ha mudado varias veces de piel. Primero fue el militar que intentó derrocar a un gobierno elegido en democracia, el de Carlos Andrés Pérez; luego predicó en el desierto de la abstención hasta que Luis Miquilena lo convenció de llegar a Miraflores con votos.

Hace 12 años redujo el tamaño de la burocracia ministerial. Dijo que con sólo nueve ministerios podría gobernar. Había una luna de miel con el empresariado y los trabajadores. Hoy se cuentan 27 carteras en el Poder Ejecutivo como consecuencia de los negocios expropiados que el Ejecutivo debe atender.

En casi dos décadas de vida política, Chávez ha estado acompañado por fieles colaboradores. Algunos, al comprobar el verdadero objetivo de su proyecto político, se separaron del gobierno antes del golpe de Estado de abril de 2002. La mayoría eran parlamentarios. Otros permanecieron más tiempo, pero lentamente, como las gotas que se escapan de una canilla mal cerrada, se cambiaron de bando o se alejaron de la vida pública.

De las 125 personas que han sido nombradas ministros en estos 12 años de gestión, apenas 12 han criticado en público las políticas y planes económicos. Y de esa cantidad sólo siete personas son abiertamente opositoras: Alejandro Riera (primer ministro de Agricultura), Carlos Genatios (primer ministro de Ciencia y Tecnología), Raúl Salazar (primer ministro de la Defensa), Luis Miquilena (mentor político de Chávez y ministro de Interior y Justicia), Luis Alfonso Dávila (ex canciller), Alfredo Peña (ex ministro de la Secretaría de la Presidencia) y Raúl Baduel (ex ministro de la Defensa); es decir, sólo 8% de los venezolanos que se han sentado en el Consejo de Ministros durante esta gestión son adversarios políticos del gobierno. Esto es un dato significativo que ilustra cómo Chávez ha sabido rodearse de las personas más fieles para concretar sus planes.

Y si se cierra el círculo sobre el Gabinete Económico, las deserciones son aun más contadas. Por dos de los ministerios que lo componen -Planificación y Finanzas y Energía y Petróleo- han pasado los ministros que más tiempo han trabajado con el jefe del Estado.

Sumando sus idas y venidas, Jorge Giordani ha estado 10 años y un mes al frente de la planificación de la política económica, mientras que Rafael Ramírez ha durado ocho años y siete meses como titular de Energía y Minas y de Energía y Petróleo. Desde el 20 de noviembre de 2004 es, además, presidente de Petróleos de Venezuela.

Sólo el general Francisco Usón Ramírez ha desentonado en ese grupo de incondicionales. Miembro del Ejército, egresado de la promoción de 1977, fue designado en marzo de 2002 ministro de Finanzas en sustitución de Nelson Merentes. Duró 38 días en el cargo. En plena crisis de abril renunció, aunque su salida sólo fue confirmada días después del inesperado regreso de Chávez al poder.

Su renuncia fue, según confesó en el libro El acertijo de abril, la manera de expresar su rechazo a los asesinatos del 11 de abril de 2002 en El Silencio. Esos días bastaron para dejarle en claro qué tipo de líder es Hugo Chávez.

En la ocasión de discutir el aumento salarial correspondiente al 1° de mayo de 2002, Usón Ramírez acordó con la entonces titular de la cartera del Trabajo, María Cristina Iglesias, el porcentaje de incremento del salario mínimo. Después de sacar cuentas, le presentaron una propuesta al Presidente cercana a 10%. Chávez no estaba de acuerdo. Los ministros propusieron entonces un aumento cercano a 14%. Chávez no lo rechazó, pero tampoco lo aprobó. En un Aló, Presidente el mandatario prometió que el alza sería de 20%.

A Usón no le alcanzó el tiempo para precisar de dónde obtendría los recursos porque se atravesó la crisis política de abril, pero entendió que el Presidente sólo se dejaría guiar por su olfato político. A ratos aprieta y en otros afloja. Así ha avanzado Chávez en estos 12 años de gobierno.

Entre 1999 y 2002, por ejemplo, su gobierno sentó las bases, a través de la aprobación en la Asamblea Nacional de la Ley de Expropiación por Causa de Utilidad Pública en 2002, para cambiar el modelo productivo nacional de acuerdo con los lineamientos del Proyecto Nacional Simón Bolívar, Primer Plan Socialista (2007-2013).

La nueva Pdvsa:

Para financiar ese cambio de rumbo, Chávez tuvo que controlar la principal fuente de ingresos del país. Eso ocurrió luego del paro petrolero, cuando el entonces presidente de Pdvsa, Alí Rodríguez Araque, despidió a los integrantes de la nómina ejecutiva y gerencial que se sumaron a la huelga que se desarrolló entre el 2 de diciembre de 2002 y el 2 de febrero de 2003. Con 20.000 personas menos y la llegada de Rafael Ramírez consolidó un viraje que le costó en los primeros años.

El cenit de esa disputa ocurrió durante la gestión de Guaicaipuro Lameda. En la edición del 24 de octubre de 2010, el general retirado reveló al semanario La Razón parte de las sugerencias que recibió para destinar recursos a asuntos y áreas distintas a la razón de ser del negocio. “A mí el jefe del Estado me hizo una exigencia para que donara 1 millón de dólares a Bolivia. Esa donación no se llegó a realizar, porque en ese momento le plantee a Chávez que la razón de Pdvsa no era la canalización de la política exterior del país, instrumentándola con connotaciones políticas. Mi respuesta la sustenté con un informe que elaboró una comisión, que yo en mi condición de presidente de Pdvsa envié a Bolivia, para analizar la naturaleza de dicha donación”.

El informe que trajo esa comisión -continuó- concluyó que sólo respondería a motivaciones políticas. “Se estaba financiando a un partido político, que representaba a la oposición al gobierno de turno en ese país, y eso era intervenir en los asuntos internos de otros Estados desde un negocio como Pdvsa. De manera que esto fue lo que nosotros le hicimos ver; pues, por otra parte, se le señaló que la razón de ser de la industria petrolera era la de producir la mayor cantidad posible de hidrocarburos con el mínimo costo, y para vender esa cantidad al mayor precio posible, a los fines de obtener la máxima cantidad de recursos posibles para entregárselos a la Tesorería Nacional”.

Años después, ya con Rafael Ramírez al frente, se concretó el cambio de visión del negocio. La reelección de Chávez para 2007-2013 y el viraje hacia el socialismo convirtieron a la estatal petrolera en la fuente de financiamiento del Estado en otras áreas consideradas como estratégicas. “El concepto de ‘estratégico’ para el Estado y para el presidente Chávez se ha convertido en algo muy permeable”, advirtió hace algunas semanas la firma Ecoanalítica en un informe sobre las expropiaciones. Así, en 2007 se creó Pdvsa Agrícola “para realizar las actividades de producción de la materia prima agrícola”, y en febrero de 2008 se constituyeron las filiales Pdvsa Desarrollos Urbanos, Ingeniería y Construcción y Naval para crear y ejecutar infraestructuras mayores.

El gasto social también ha aumentado. Según el balance del primer semestre de 2010, los aportes por ese concepto ascendieron a $4.466 millones, 1.057% si se le compara con el mismo período de 2009


EMEN | sábado, 05 febrero 2011




Comentarios:

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

You can add images to your comment by clicking here.

Widgetized Section

Go to Admin » appearance » Widgets » and move a widget into Advertise Widget Zone