Banco Mundial: Dictadores se llevan unos u$ 30 mil millones de dolares cada año



La ONU, calcula que de los 905 mil millones de haberes extranjeros en Suiza, 280 mil millones provienen de los países de América latina y África.

Dictadores y sus fortunas

 

El Banco Mundial estima que cada año los gobernantes corruptos se llevan de las arcas públicas entre 20 y 30 mil millones de dólares, especialmente de África, Medio Oriente y Latinoamérica.

Tienen en común el querer permanecer eternamente en el poder, se comparan con Jesucristo o Mahoma, la carrera hacia la cima la hicieron desde las filas militares, dicen que encabezar sus revoluciones ha sido un sacrificio asumido como un “mandato del pueblo” y aunque no aparecen en los ranking de la revista Forbes, poseen fortunas que compiten con las de las grandes figuras del mundo empresarial.

Gadafi, Mubarak, Al-Bashir, Ben Ali o Duvalier, cada uno de ellos ha edificado fortunas que van desde los 10 a los 100 mil millones de dólares, las cuales han repartido en los bancos de la potencias occidentales o en inversiones en las empresas más renombradas. Pero las recientes rebeliones desatadas en el mundo árabe y otros movimientos nacionalistas que exigen libertades democráticas, han obligado al mundo occidental a tomar medidas, ya no sólo por las violaciones a los derechos humanos contra sus pueblos, sino respecto a las grandes fortunas que han sido el soporte de dictaduras que sobrepasan los 40 años en el poder.

Maumar Gadafi, confiado en su poder sobre el pueblo y en el delirio que le infunden 42 años de mandato, había expresado: “Libia soy yo” y ello puede entenderse cuando los especialistas calculan que los bienes manejados por este dictador, quien ostenta como trofeo la espada de Bolívar, alcanzan a 170 mil millones de dólares.

 El presidente venezolano Hugo Chávez, según su propia confesión, había advertido a su aliado ideológico, que sacara el dinero de las reservas de Libia de los “bancos imperialistas”, pero las revueltas sociales cambiaron esa perspectiva y las sanciones contra sus bienes no se hicieron esperar.

El Banco Mundial estima que, cada año los dictadores y gobernantes corruptos se llevan de las arcas públicas entre 20 mil a 30 mil millones de euros. La lista es larga y en ella además de Gadafi destacan Jean Claude Duvalier en Haití, Robert Mugabe en Zimbaue, Teodor Obiang en Guinea Ecuatorial, Ben Alí en Túnez, Omar Al-Bashir en Sudán, Hosni Mubarak en Egipto y muchos otros que habiendo salido del poder o fallecidos, todavía herederos y familiares se disputas sus fortunas.

Cambio de percepción:

Pero las rebeliones que se han desatado desde las entrañas de los propios pueblos, también han acelerado cambios en las conductas de las potencias occidentales. Si bien durante años recibieron en sus bancos las inversiones de grandes dictadores, hoy se apresuran a actuar contra ellas como lo fue la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU y la Unión Europea que congeló todos los bienes del régimen de Libia, extensivo a Gadafi, a sus familiares y a los altos funcionarios del Gobierno. Lo mismo ocurrió en el caso de Mubarak en Egipto.

Pero ya Suiza, uno de los más importantes centros financieros del mundo occidental, cuyo sistema ha contado con la protección de leyes a favor del secreto bancario, puso en vigencia la llamada “Ley Duvalier” mediante la cual se podrá bloquear y confiscar cuentas de dictadores o ex dictadores sin que medie un proceso judicial de parte del país de origen. Asimismo permitirá restituir a los pueblos afectados parte de las fortunas expoliadas por ex dictadores y funcionarios corruptos. La Ley también revierte la carga de la prueba al obligar a los investigados a probar la legitimidad de sus bienes. Esta Ley Federal para la Restitución de Valores Patrimoniales de Origen Ilícito de Personas Políticamente Expuestas, fue diseñada a partir del proceso que se le siguiera al ex dictador de Haití, Jean Claude Duvalier y la congelación de sus cuantas desde 1986. Ahora el ex dictador, de vuelta en Haití y su familia, deberán probar que sus bienes fueron obtenidos de forma legítima.

Esa legislación vigente desde febrero puede ser aplicada, no solo a dictadores, sino a todos aquellos que tienen la calificación de (Persona Políticamente Expuesta PPE) . Tal código lo poseen algunos altos funcionarios del Gobierno venezolano que han abierto cuentas en el exterior. Suiza ha actuando contra otros ex dictadores como los casos de Mobutu (Zaire), los millones reintegrados a Filipinas extraídos por Ferdinan Marcos, o los 700 millones de euros reintegrados a Nigeria del dictador Sania Abacha.

El sociólogo y político suizo Jean Zigler, hoy vicepresidente del Consejo Asesor de Derechos Humanos de la ONU, calcula que “de los 905 mil millones de haberes extranjeros en Suiza, 280 mil millones provienen de los países de Asia, América latina y África. En el 90 por ciento de los casos, se trata de dinero robado a los pueblos más pobres del planeta”, según cita el analista Eduardo Febbro. Zigler al referirse a su país, Suiza ha dicho: “Vivo en el país más rico del mundo, cuya única materia prima es el dinero de los demás”.

La fortuna de Gadafi:

Aunque se ha comparado con Jesucristo y con Mahoma, cada país que se va sumando a la investigación de la fortuna de Maumar Gadafi revela cifras escandalosas en las que no se establece con claridad cuál es el límite entre los bienes personales y los de la Nación. Pero si bien el patrimonio del dictador ha sido un misterio para los investigadores, no así la ostentación que algunos de sus hijos han protagonizado. Como la ocasión en que uno de ellos, Muatassim Gadafi, quien pasaba vacaciones en la caribeña isla de San Bartolomé, contactó al agente de la cantante estadounidense Mariah Carey para una función privada por la que pagaría un millón de dólares para una actuación por cuatro canciones. Casos como esos, según registro de Wikyleaks, se repitieron con otras estrellas como Beyoncé, Usher, Bon Jovi y la actriz Linshey Lohan, cada uno con cifras parecidas.

Libia cuenta con unas reservas comprobadas de unos 40.000 millones de barriles, las mayores de África. Al ritmo de explotación actual (1,8 millones de barriles al día) el oro negro ha permitido inflar las arcas del régimen y la de sus gobernantes.

Desde 2006 parte de la riqueza petrolera se ha invertido en un fondo denominado Lybian Investment Authority (LIA) que cuenta con activos valorados en 80 mil millones de dólares y que controla directamente Gadafi y su familia.

Desde que se tomó la medida contra Libia, Estados Unidos ha congelado 30.000 millones de dólares ubicados en cuentas bajo jurisdicción de Estados Unidos. Es la mayor cantidad de dinero que se bloquea por sanciones en cuentas en toda la historia de EEUU. Por su parte David Cohen, subsecretario del Tesoro para la lucha contra el terrorismo, informó que la mayoría de los fondos congelados pertenecen al Banco Central de Libia y al Fondo de Inversión (LIA).

Austria ha congelado 1.200 millones de euros, Alemania 4.mil 500 millones de euros, Italia 7 mil millones de euros, Suiza 435 millones de euros, Reino Unido 55 mil millones de euros. Las inversiones del LIA se han destinado fundamentalmente a Italia. Allí han adquirido participaciones en empresas como FIAT (2%) en el equipo Juventus (7,5%) o en la petrolera ENI (1%).

Hasta 2008, el clan Gadafi tenía depositado en bancos suizos, 4.400 millones de euros pero a raíz de una crisis diplomática entre los dos países, el gobierno libio transfirió la mayoría de esos fondos hacia otros países como Italia.

Hace unas semanas se detectó un intento de depósito por 3.490 millones euros en una cuenta privada en el Reino Unido. La información trascendió cuando una importante firma se negó a aceptar los depósitos por motivos éticos que fue manejada por un intermediario suizo.

El Gobierno español también ha ordenado la congelación de bienes, especialmente en terrenos donde se proyectaban algunas obras, más otras inversiones se encuentran en estaciones de servicio y empresas petroleras.

Otros dictadores:

Hosni Mubarak, ex dictador de Egipto, amasó una fortuna de 70 mil millones de dólares. Proveniente de las filas militares, gobernó al país durante 30 años hasta que el pasado 11 de febrero renunció a su cargo debido a las revueltas sociales que se desataron en Egipto. Además de libertades democráticas, la revuelta popular ha tenido su origen en el contraste de la riqueza ostentada por la familia de Mubarak y la población, en la que casi la mitad vivía con menos de dos dólares al día. El dinero acumulado está depositado en bancos de Suiza y Reino Unido principalmente, más inversiones en bienes raíces en Estados Unidos y residencias lujosas en varios países. En los últimos años Mubarak vivió refugiado en una base militar acosado por las demandas sociales.

Omar Hasan Ahmad al-Bashir, actual presidente de Sudán, proveniente del mundo militar, llegó al poder en 1989 mediante un golpe de Estado. Su fortuna es incalculable pero se estima que en depósitos y cuentas bancarias en el exterior posee unos 9 mil millones de dólares, según las revelaciones de Wikileaks. Tras tomar el poder disolvió el Parlamento, prohibió los partidos políticos y eliminó la libertad de expresión. Así asumió el control de todos los poderes públicos incluyendo el comando de las fuerzas armadas. El 4 de marzo de 2009 la Corte Penal Internacional ordenó su captura por crímenes de guerra. Al-Bashir enfrenta masivas protestas y se le acusa por la violenta represión en contra de sectores opositores.

Mobutu Sese Seko, teniente coronel, fue el primero y único presidente de la República de Zaire, actualmente República del Congo. Gobernó ese país entre 1965 y 1997 hasta que tuvo que salir al exilio en el que falleció en septiembre de ese año. Según la agencia de monitoreo de corrupción Transparencia Internacional, Mobutu Sese Seko, entre 1965 y 1997, habría robado al menos US$ 5.000 millones al país. Actualmente el dinero expoliado es motivo de disputa entre los herederos y los bancos suizos. Su nombre adoptado tras llegar al poder significa “El guerrero todopoderoso que, debido a su resistencia y voluntad inflexible, va a ir de conquista en conquista, dejando el fuego a su paso”. Ciertamente esa ha sido la forma en que Mobutu y otros dictadores han dejado a sus pueblos.


Por: Francisco Olivares | EL UNIVERSAL
folivares@eluniversal.com
Expediente| Análisis
domingo 24 de abril de 2011

Comentarios:

comments

You must be logged in to post a comment Login

Widgetized Section

Go to Admin » appearance » Widgets » and move a widget into Advertise Widget Zone