Quantcast

Caracas: Transexuales temen por su vida


Han matado a varias transexuales y creen
que se trata de un crimen de odio

 

■ Transexuales viven entre el anonimato y la discriminación.

■ La abogada Tamara Adrián dice que estas personas no tienen otra opción de vida en Venezuela.

■ En la morgue de Bello Monte todavía está el cadáver de “la Dominicana”, asesinada en la avenida Libertador.

Desde hace un mes y una semana está en los sótanos de la morgue de Bello Monte el cadáver de “la Dominicana”, uno de los dos transexuales asesinados el 30 de abril en la madrugada al frente de las residencias Pórtico del Este, en la avenida Libertador, donde trabajaban.

Esta persona no corrió con la misma suerte que Enderson Jesús López Bianconi, de 17 años de edad, conocido en los predios donde trabajaba como Rubí, que cinco días después de su muerte fue identificado por los familiares y trasladado a su tierra natal, en Yaritagua, donde fue sepultado.

Las trabajadoras sexuales prefieren trabajar agrupadas para protegerse entre todas.

En el caso de Rubí, la familia se enteró gracias a que una de sus compañeras de trabajo los llamó para contarles lo que le había ocurrido. Sin embargo, entre las trabajadoras sexuales de la avenida Libertador ninguna supo dar mayores detalles de “la Dominicana”, cuya única seña particular es que tenía aproximadamente 39 años de edad.

Por lo general, entre los transexuales que trabajan en esa zona de Caracas el anonimato forma parte de sus vidas, pues aunque entre ellos se protegen y existe cierta camaradería no suele haber suficiente confianza para intercambiar información de los familiares e incluso para conocer sus nombres verdaderos. No tienen reglas establecidas, pero hay normas tácitas de convivencia entre ellos.

Derecho a la identidad:

Tamara Adrián, abogada defensora de los derechos de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales, explicó que el problema de identidad es uno de los que más afecta a estas comunidades, pues en el país no existen leyes que los reconozcan: “No hay políticas públicas dirigidas a ellos. Por lo general, son personas que se dedican a la prostitución porque no tienen alternativa de vida y nadie les da trabajo. Eso fomenta las redes de explotación, porque son los grupos de personas más vulnerables de la sociedad”.

José Monque, ex coordinador nacional de Ciencias Forenses del Cicpc, señaló que en el caso de los crímenes contra los transexuales el proceso de identificación es exactamente igual al de cualquier ciudadano: “Están sus registros dactilares y aunque se hayan cambiado el sexo y se hayan hecho múltiples transformaciones siempre habrá señas particulares que permitirán identificarlos, a menos que sean extranjeros y sea necesaria una investigación con otro país para el registro dactilar”.

En el caso de “la Dominicana” se presume que sea una persona extranjera, por lo que la ONG Venezuela Diversa gestiona la entrega del cadáver por lo menos para sepultarlo, pues si no logran identificarlo su destino será La Peste, en el Cementerio General del Sur.

Polichacao recorre los límites con el municipio Libertador para evitar que trabajen en la zona.

Vergüenza y discriminación:

Adriana Almeida tiene 22 años de edad. Desde hace cinco meses mercadea su cuerpo en la avenida Libertador, pero un año antes comenzó a hacerlo en Los Teques. Asegura que se vino a Caracas por el acoso de la Guardia Nacional, pero es consciente de que en la capital hay otros riesgos intrínsecos con su condición de transexual y prostituta.

“¿Tu crees que a mí me gusta estar aquí todas las noches pasando frío y con miedo de que algún cliente me haga algo? Pero, ¿cómo hacemos para vivir?, he intentado conseguir trabajo como cajera en supermercados o en zapaterías, pero nadie me emplea. Nosotras necesitamos mucho dinero para invertirlo en nuestro cuerpo”, dijo Almeida, mientras esperaba la llegada del primer cliente de la noche.

Como ella, por lo menos una docena más merodeaba la avenida ataviada con diminutos vestidos y prendas íntimas que dejan a la imaginación apenas la duda sobre sus sexos.

Unas cuadras más arriba de donde trabaja Adriana estaba Estefanía. Ella tiene 16 años de edad y desde hace tres trabaja en las calles de Caracas.

Toda su familia está en Trujillo y piensan que labora en un bingo.

En su cuerpo tiene marcas que le recuerdan a diario lo peligroso que resulta para un transexual ejercer la prostitución en las calles. Hace un par de meses otros transgénero le dieron tres puñaladas en una pelea.

“Una aquí aprende de todo, y mientras trabaja tiene que estar con ojos por todos lados, pendiente de los policías, de las mismas putas y de los conductores que pasan y lanzan piedras, botellas o lo que les provoque, pero al final trabajamos para vivir”, dijo la adolescente.

Entre miércoles y sábado de cada semana, los transexuales recorren los callejones de la avenida Libertador sorteándose entre la policía, los clientes y los extorsionadores.

Extorsiones:

La muerte Rubí, “la Dominicana” y Luis Alberto Bravo, de 18 años de edad, transexual conocido como Luisa, sacó a relucir uno de los mayores problemas de la prostitución en la noche caraqueña, cuando el Cicpc detuvo a un adolescente de 17 años de edad y a Ernis Rodríguez, de 27 años de edad, conocido como “la Prince”, señalados de ser los presuntos responsables de estos tres crímenes.

De acuerdo con la información policial, estas dos personas les cobraban a los trabajadores sexuales de la avenida Libertador por permitirles ofrecer sus servicios en ese lugar.

“Por ahora estamos tranquilas porque atraparon a la madre y a la hija ­como se hacían llamar­, pero por ahí queda una del grupo.

A Rubí y a las otras las mataron porque se negaban a pagar. Normalmente nos cobran entre 200 y 500 bolívares por noche y los feriados nos piden más”, confesó uno de los transexuales, que pidió mantener en reserva su nombre.

Pero además, quienes se dedican a la prostitución en la avenida Libertador denuncian que son explotadas por la Guardia Nacional.

“Los verdes están pendientes de tomarles fotos a los carros de los clientes cuando uno se monta para después extorsionarlos, diciéndoles que le mostrarán esas fotos a sus mujeres. Eso también nos perjudica porque los clientes no se paran”, reclamó otra trabajadora sexual.


Por: THABATA MOLINA
tmolina@el-nacional.com
HISTORIA CARACAS
Salud | Sexo
EL NACIONAL

Temas relacionados:

Caracas: Cuatro GN intentaron atracar un negocio en Bello Monte
PESQUISA: Detenidos 2 funcionarios de la PM por homicidio
CARACAS: Interrogan a individuo por muerte de un polichacao
Polichacao: Capturan nuevamente a asesino de Marisol Da Silva
JUDICIAL: Ni las fiscales ni la jueza sabían quién era Víctor Colmenares Lupión
Yaracuy-Lara: GN detuvo a Víctor Colmenares Lupión
En video la mujer que le cortó el pene al marido
Tamara Adrian: Canciller homofóbico
INSEGURIDAD: Secuestro, violencia, robo y sometimiento en una sola noche

Comentarios:

comments

2 Responses to Caracas: Transexuales temen por su vida

  1. Pingback: Informe Anual 2011 de la CIDH – Cap. IV Venezuela | Liberenlos Ya!

  2. Pingback: La Avenida Libertador es más que Sexo « Vitrina de Reportajes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

You can add images to your comment by clicking here.

Widgetized Section

Go to Admin » appearance » Widgets » and move a widget into Advertise Widget Zone