Quantcast

GUANARE: A Dayán González no le permitían salir de la habitación


La muerte del niño de 5 años de edad causó protestas y disturbios en Guanare.

Afirman que muerte se pudo
prevenir con denuncia

 

“Nunca había visto tanta crueldad”

A Dayán González no le permitían salir de la habitación.

Dayán González, de 5 años, su crimen ha conmocionado a toda Venezuela y parte del mundo.

La dueña de la pensión donde vivió la madre del pequeño relató que el niño tenía una cicatriz en el labio.

Desde el 30 de mayo de este año, Gelliknet González Quevedo, madre del niño muerto por maltrato en Guanare, ocupó una habitación en una vivienda del callejón Los Pinos, sector El Poblado de Porlamar, hasta el día en que le avisaron que su hijo había fallecido en Guanare. La mujer, así como otras cuatro personas, está imputada de homicidio intencional calificado, trato cruel, abuso sexual a menor y lesiones intencionales.

Con lágrimas en los ojos, la dueña de la pensión, que prefirió el anonimato, narró que un amigo que también es de Portuguesa le recomendó a González, quien llegó con el niño Dayán González y con una supuesta hermana menor ­Anney Montilla, otra de las imputadas­, a quien le exigieron que desalojara la habitación a principios de agosto, luego de haber golpeado fuertemente a González Quevedo.

“Yo estaba de viaje y los vecinos llamaron a mi hija para que viniera porque escuchaban a una de las mujeres pidiendo auxilio y era Gelli la que se llevó la peor parte. Le dejó la cara hinchadísima”, aseguró.

Montilla se marchó con el niño a Guanare, mientras que la madre iría a finales de diciembre.

Indicó que desde que Montilla se llevó al niño, el comportamiento de González Quevedo cambió y la notó muy extraña. “Sentí que Gelliknet estaba amenazada por alguien, pero nunca imaginé que esto pudiera pasarle”, enfatizó.

Relató que hace poco tiempo atrás, su vecina encontró a la madre del niño asesinado con una crisis afuera de la residencia y decía: “No me lo maten, llamen a la policía”.

“Ese día le dije que si tenía algún problema se desahogara conmigo, pero nunca entró en confianza”, dijo.

Otros maltratos:

Aseguró que nunca sintió en su casa que maltrataran a Dayán, aunque sabía que las habían obligado a desocupar una habitación en el barrio Achípano por maltratos al pequeño.

Dijo que al niño lo mantenían encerrado en la habitación y no le permitían salir ni siquiera a la sala de la casa cuando los nietos visitaban a la dueña de la residencia.

Refirió que el infante tenía una gran cicatriz en el labio superior y hasta llegó a pensar que había nacido con labio leporino, pero la madre le dijo que se había caído.

Un comerciante de Margarita que apoyaba a González Quevedo con la manutención del niño y que, al parecer, es familiar del pequeño por parte paterna, confirmó que ella trabajaba en el Bingo Charaima. No quiso dar más declaraciones sobre el caso. Se conoció que el padre del menor fue asesinado el 1° de enero de 2009 cuando se encontraba frente a su casa en la calle principal de El Poblado.

Admite violencia:

Durante los interrogatorios efectuados por los fiscales a las imputadas, Gelliknet González, madre del pequeño asesinado, admitió que fue golpeada por Anney Montilla y que la denunció por violencia de género ante el Ministerio Público en Nueva Esparta.

Anney Montilla, por su parte, afirmó que las lesiones que tenía el niño fueron ocasionadas por la caída de una moto, aunque no detalló en tiempo ni circunstancias, argumentando no recordarlo.

Doris Oropeza, ex esposa de un contratista de la Gobernación de Portuguesa, también mantuvo la tesis de la caída del niño de la moto.

Caso atípico:

El comisario Héctor Jiménez, jefe del Cicpc de Portuguesa, no se atreve a hablar de las averiguaciones sobre la muerte del niño de 5 años en Guanare para no interferir en el proceso judicial que se llevará a los imputados por este crimen.

Admite, sin embargo, que el caso es atípico en la región. “Estamos ante un caso atípico que no se pueden enmarcar en esta situación (maltrato infantil común).

Hubo un trato excesivamente cruel hacia un niño. No obstante, se pudo prevenir con la denuncia”.

Las denuncias de agresiones contra niños y adolescentes son escasas en Guanare.

Sólo cinco casos de lesiones ­uno de los delitos menos graves contra infantes­ se han reportado en el Cicpc en lo va de año en la región. En relación con tratos crueles sólo hubo tres denuncias y de abuso sexual una. “Es importante la denuncia. Hay estadísticas que demuestran que el peligro inminente se tiene en el entorno familiar.

Los vecinos, médicos y educadores no deberían callar si detectan casos de violencia contra menores de edad”, dijo Jiménez.

La autopsia:

Un médico que habría examinado al niño Dayán González, antes las lesiones que éste presentaba, manifestó: Nunca había visto tanta crueldad en el maltrato a un menor”.

El niño de Guanare falleció, según la autopsia, debido a múltiples traumatismos y hematomas en el cuerpo, incluida perforación del intestino. El examen también muestra cicatrices que evidencian maltrato físico de larga data y signos de abuso sexual. Además, le quemaron los genitales con una plancha. Un médico señaló que “nunca había visto tanta crueldad en el maltrato a un menor”.

Este miércoles, tal como fue reseñado este jueves, a solicitud del Ministerio Público fueron privados de libertad las cuatro mujeres y el hombre detenidos a raíz de la muerte de la criatura. Los fiscales 20° nacional, 6° y auxiliar del primer circuito de esa jurisdicción, Daniel Guédez, Apolonio Cordero y Simara López, respectivamente, imputaron a Gelliknet González (30), madre de la víctima, Anney Montilla (25), Balentina Oropeza de Montilla (50), Doris Oropeza (37), amante de la madre del menor, y el enfermero Yure Hernández (39), por los delitos de homicidio intencional calificado, trato cruel, abuso sexual a niño y lesiones intencionales, todos en calidad de responsabilidad correspectiva y tipificados en las leyes.

La gráfica muestra el estado en que quedo la discoteca "la cobacha" propiedad del esposo de una de las involucradas.

Reseña un medio:

En un caserío, a 30 minutos de Guanare, vive Rosa Quevedo, abuela materna del pequeño de 5 años de edad fallecido el 1 de diciembre por maltrato continuado. La mujer está encargada del cuidado de las hermanas del niño, ambas menores de edad.

Vecinos de la zona relataron que Gelliknet González, madre del niño muerto y quien se encuentra imputada por el caso, venía todos los años a visitar a sus hijas, pues se había residenciado y trabajaba en Nueva Esparta, donde nació el pequeño que perdió la vida.

Los declarantes, que prefirieron el anonimato, dijeron que la familia les había relatado que González quería volver a vivir en Guanare, y por ello había enviado de regreso al niño, hace unos cuatro meses, con la persona que lo cuidaba allá: Anney Montilla Oropeza. Aparentemente, Montilla habría estado a cargo del niño desde que nació, pues la madre la contrató para que la ayudara mientras ella trabajaba. Los vecinos afirmaron que Montilla y González laboraron en el mismo lugar en Margarita y se alternaban en el cuidado del niño.
Una vez que el niño volvió a Guanare, Gelliknet González venía a visitarlo cada 15 días aproximadamente. El pequeño también veía regularmente a su abuela y hermanas, quienes habían empezado a notar los moretones que tenía. Pero al preguntarle a la madre, respondía que Anney Montilla le explicaba que el niño se caía mucho.

El jueves 1º de diciembre, dijeron los vecinos, la madre habría llamado a su familia para decirles que habían ingresado al niño en el hospital porque estaba muy enfermo y que sería operado. Al día siguiente llamó y entre llantos les informó que el pequeño había fallecido. El shock de los familiares fue total. Se trasladaron a la morgue de Guanare y al preguntar por un niño muy enfermo que murió, les respondieron que el único ingresado era uno que falleció por maltratos y abusos. Desde entonces, la familia no pudo volver a hablar con Gelliknet González, porque estaba declarando en el CICPC y posteriormente quedó detenida.

Luego de desarrollarse la audiencia de presentación del caso, el Juzgado de Control Nº 1 del Primer Circuito Judicial Penal del estado Portuguesa dictó medida privativa de libertad contra las cinco personas detenidas, quienes están presuntamente incursas en el abuso sexual y homicidio del niño de 5 años de edad, hecho ocurrido en Guanare el primero de diciembre.

La acción judicial se realizó entre el martes en la tarde y el miércoles en los espacios de la Comandancia General de la Policía de Portuguesa, donde fue implementado un cordón de seguridad para garantizar la integridad física de los implicados en el hecho, dada la reacción popular de los últimos días sobre este caso, producto de lo cual 30 personas fueron detenidas por cometer acciones violentas.

El capitán de navío Reinaldo Castañeda, secretario de Seguridad Ciudadana de Portuguesa, fue quien anunció la decisión de la audiencia pero no aportó detalles sobre el móvil que rodea la muerte del pequeño. Pero una fuente confiable aseguró que se trató de una venganza tras el final de una relación lésbica. Doris Oropeza de Akel, esposa de un comerciante árabe, estaba relacionada sentimentalmente con Gelliknet, madre del niño, pero como ésta puso fin a la unión, se vengó con el niño.

Por el hecho están imputados, Gelliknet González Quevedo, de 30 años y madre de la víctima; Anney Montilla Oropeza, de 25 años; Balentina Oropeza de Montilla, de 50 años; Doris Oropeza, de 37 años, y el enfermero Yure Hernández Medina, de 39 años, por presuntamente incurrir en los delitos de homicidio intencional calificado, trato cruel, abuso sexual a niño y lesiones intencionales, todos en calidad de responsabilidad correspectiva y que están tipificados en el Código Penal y en la LOPNNA.

El capitán Castañeda apuntó que el juzgado consiguió elementos suficientes para aceptar la imputación y decidió dejarlos detenidos temporalmente en la sede de la Comandancia de la Policía en Guanare. Por órdenes de la Juez de Control Nº 1, Elker Torres, los cinco imputados se mantendrán en la Dirección General de la Policía en la ciudad de Guanare. Sólo si está en riesgo la integridad de los detenidos podría efectuarse algún traslado.


Por: DEXCY GUÉDEZ
NVA. ESPARTA | PORLAMAR
DANIEL ESPAÑA
PORTUGUESA | GUANARE
MAOLIS CASTRO
macastro@el-nacional.com
Judicial | Sucesos
EL NACIONAL

Temas relacionados:

PORTUGUESA: Más de 50 robos en 6 meses, en urb. de Guanare

Comentarios:

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

You can add images to your comment by clicking here.

Widgetized Section

Go to Admin » appearance » Widgets » and move a widget into Advertise Widget Zone