Quantcast

LUIS ALFREDO RAPOZO: ¡Tarde piaste, Giordani!




don regalon cancer chavez

Giordani: “El gratis se acabó y el
regalado se tiene que acabar…”

 

Todo el mundo sabe que el gobierno revolucionario ha regalado plata como si fuera “Don Regalón,” ese gordo comerciante, que tiene varios comercios y se viste estrafalariamente para llamar la atención, se pone corbata con colores escandalosos y con un megáfono se instala frente a su negocio para gritar a los transeúntes, que entren para que aprovechen las insuperables ofertas, que tiene en la venta de “peroles” y si alguien se lo pide hasta vende el loro, la suegra y tira todo por la ventana con tal de que suene “el tilín, tilín” de la máquina registradora: “…la verdad es que Chávez-me dice mi compadre Nemesio Paraqueima-, se ha comportado como si fuera un rey del tercer mundo con un trío de pájaros dándole vueltas alrededor de la cabeza”. Y yo creo que tiene razón, el asunto es que el gobierno ha regalado plata solo para comprar lealtades, que no dejan nada y solo alimentaron el ego de ese reyezuelo tercermundista, que malamente ha administrado la bonanza petrolera…además de elevar el gasto fiscal.

Hay que recordar la cantidad de dinero que el gobierno le ha entregado a otros países –no se sabe bajo qué extraño “Tratado”-; esa dispendiosa cantidad de dólares para financiar carreteras, hospitales, viviendas, empresas, refinerías, pagos de deudas y las mil y una ayudas filantrópicas, creyéndose el Banco Mundial de Desarrollo; este gobierno vive en otro mundo y seguramente se creen que tenemos una realidad como en Suiza o en Finlandia; cuando aquí en Venezuela la desidia; el abandono de las infraestructuras, el mal estado de los hospitales, las familias excluidas de la atención necesaria como la gente del lago de Valencia-por ejemplo-, que tiene años gritando, que se ahogan y el gobierno no hace nada: “…Es un rosario de lástima con que se puede hacer una misa diaria en una cuaresma, como antesala al pago de penitencia andando de rodillas por las calles de Caracas, antes de llegar ante el mismísimo Nazareno”-le digo nuevamente a mi compadre Nemesio, quien me escucha con ganas de llorar, mencionando también el endeudamiento con China-.

¿Cómo se puede aceptar la devaluación de la moneda sin pensar en esa manera de gastar los recursos?-se pregunta uno, tratando de entender esa actitud- ¿Cómo vamos a comportarnos con el aumento de la gasolina, si el gobierno la regala y la vende de una manera “quijotesca” y uno siente en el corazón que estamos subsidiando también a otros países, cuando ellos no nos subsidian ni un kilo de azúcar? “Por supuesto, que a uno se le calienta la cabeza”-me dice Nemesio con ganas de soltar una palabrota de esas que alivian la molestia-.

Ahora, resulta que el Ministro Giordani nos dice -como si estuviera indignado-, que aquí se acabó “la regaladera” y uno mira para los lados y no ve nada regalado, pero los nuevos jerarcas bolivarianos que no son auditados ni controlados por nadie, viven en propiedades que nunca soñaron con poseer; han adquirido camionetas de lujo -que les encanta, por cierto-, disponen de dinero, pasean en yates, viajan, y comen sabroso, en un socialismo que no se entiende y que hiede a pupu…en medio de esta devaluación, escasez de alimentos, desempleo, exclusión, empresas cerradas, odio y discriminación continua, que convierten las mentiras sobre la salud de Chávez, en un niño de pecho.

Entonces, el Ministro Giordani reconoce la necesidad de hacer ajustes, después que ha puesto la torta, pero no hay nadie que le corte la cabeza o le exija la renuncia. Y por otra parte, el gobierno revolucionario no puede ver más allá de sus manuales comunistoides, que nos llevan al desastre como sucedió en la demolida URSS y mantienen a los cubanos en la miseria. Es así, como Giordani da vueltas de infarto dentro de su corral, exclamando:

¡Pío, pío, pío, pío…!


Por: Luis Alfredo Rapozo
luisrapozo@yahoo.es
@luisrapozo

* Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte en:
reportero24@live.com


Temas relacionados:

Luis Alfredo Rapozo: Dulce de leche y conservas de plátano
LUIS ALFREDO RAPOZO: El terror del Llano
LUIS ALFREDO RAPOZO: !Arrancó el carnaval, en 3 actos..!
LUIS ALFREDO RAPOZO: Un gobierno en decadencia
LUIS ALFREDO RAPOZO: El asunto del resentimiento
LUIS ALFREDO RAPOZO: Juan Parranda, teme por el cambio revolucionario
LUIS ALFREDO RAPOZO: El “mala conducta”
LUIS ALFREDO RAPOZO: ¡Eso…se agradece, por siempre!
LUIS ALFREDO RAPOZO: ¡Suerte, Chuo Torrealba!

Comentarios:

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

You can add images to your comment by clicking here.

Widgetized Section

Go to Admin » appearance » Widgets » and move a widget into Advertise Widget Zone