Quantcast

MARIANELLA SALAZAR: Rumorología de última hora





Artillería de Oficio

Los rumores propagados la semana pasada, que sumieron a los ciudadanos en un mar de zozobra y dudas sobre la posibilidad de un inminente golpe de Estado o de una conmoción social provocada por la ausencia del presidente Chávez y la presión de la sociedad civil y del componente militar para que se demuestre si el mandatario volverá a asumir el poder o, de lo contrario, se convoque a unas elecciones como lo dicta la Constitución bolivariana, no surgieron porque sí, ni fue invento de las empresas que, preocupadas por la integridad de sus empleados, los enviaron temprano a sus casas.

Los rumores siempre son intencionados, pero estos últimos han sido muy mal intencionados. No aparecieron a través de las redes sociales, sino de llamadas telefónicas, de choferes, de gente humilde que vive en los barrios que angustiada comenzó a llamar a sus familiares a sus sitios de trabajo para que regresaran. Esos rumores tuvieron su eco en otras capas sociales. Un nuevo aniversario del 27 de febrero sirvió para instruir –a través del canal oficial– a quienes se han dejado inocular con el odio social del discurso revolucionario de los últimos 14 años, y sobre todo a los jóvenes, que no vivieron hace 24 años el violento sacudón, que dejó centenares de muertos y miles de heridos, además de cuantiosas pérdidas para el sector privado. Los que vivimos aquella fecha la tenemos grabada fatalmente en la memoria.

Los sesgados documentales oficiales y las películas sobre el 27-F, repetidos a toda hora por el canal 8, han sido transmitidos para exacerbar la temperatura, promover los saqueos y desviar hacia el sector privado y la “burguesía apátrida y parasitaria” la responsabilidad de los efectos letales del “paquetazo rojo”, que es la verdadera causa para producir un estallido como el Caracazo. A causa de la ingobernabilidad, la inflación, la escasez de alimentos y medicinas, el racionamiento de productos, los bajos sueldos y la inseguridad, además del misterio sobre la salud presidencial, la gente está esperando que suceda cualquier cosa en cualquier momento, y nada de lo que acontezca podrá sorprenderlos ya.

El voto nostalgia:

El último parte del ministro Villegas en cadena nacional, informando que al presidente Chávez le diagnosticaron “una nueva y severa infección” anuncia que no habrá retorno al poder. Ha sido el secretismo –rasgo clave de todas las dictaduras y en especial de los Estados totalitarios comunistas–, la falta de transparencia y la desconfianza lo que ha hecho que los rumores se disparen y sea un factor de desestabilización.

El chavismo sin Chávez será una construcción difícil. Al quedar vacante la conducción de un movimiento que ha sido rigurosamente vertical ¿quién va a quitar y poner después de su muerte?, si los sucesores, Maduro y Cabello, carecen de doctrina y lenguaje propios. Aunque las últimas decisiones se han tomado en Cuba –con la complicidad de los poderes públicos y de la cúpula militar–, la muerte del Presidente diluirá la nefasta influencia de los hermanos Castro.

Una vez que el líder bolivariano sea enterrado con honores en el mausoleo que se hizo construir, pase a ser un ícono y comience su verdadera inmortalidad, también empezará un proceso de desideologización del chavismo, aunque necesitarán seguir llamándose chavistas, porque su gran esperanza es apelar al voto nostalgia, mediante el cual millones de personas continuarán votando por Chávez.

Enterrar dignamente al caudillo será importante para los que creen en la necesidad de una izquierda alta de ideas, pero separada del error comunista y el pensamiento único que sembró en Venezuela Fidel Castro y su pupilo más aventajado, Hugo Chávez.


Por: MARIANELLA SALAZAR
msalazar@cantv.net
Política | Opinión
EL NACIONAL


Temas relacionados:

MARIANELLA SALAZAR: Los "pollos" también abandonan el barco
MARIANELLA SALAZAR: Plan "Ch" vs plan "B"
MARIANELLA SALAZAR: Triquiñuelas
MARIANELLA SALAZAR: Indignidad nacional
MARIANELLA SALAZAR: Antimadurismo en pleno desarrollo
MARIANELLA SALAZAR: La oposición inútil
MARIANELLA SALAZAR: La pantomima del diálogo
MARIANELLA SALAZAR: Aveledo y Maduro, ¡abdiquen!
MARIANELLA SALAZAR: Holocausto biométrico

Comentarios:

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

You can add images to your comment by clicking here.

Widgetized Section

Go to Admin » appearance » Widgets » and move a widget into Advertise Widget Zone