JAVIER GORRIÑO: Cómo se lava el dinero sucio



..

La gran mayoría empieza con testaferros familiares, primos, hermanos, a quienes les colocan a nombre de ellos apartamentos, carros, Etc.

Lo más difícil de ocultar
es la tos y el dinero

 

El criminólogo Javier Gorriño dice que en Venezuela “es vox populi quiénes son políticos corruptos, pero no tienen la sanción ni siquiera moral de la sociedad, más bien se le ve como una picardía del político. Lo otro es que en Venezuela es casi una norma que el político mientras está en el cargo, no es investigado”

“Con el correr del tiempo se le quita la lupa, se deja de observar a los políticos de turno… cuando dejan los cargos se olvidan de ellos”

Es criminólogo y criminalista. Es profesor de posgrado en algunas universidades y en el IUPOL. Trabajó en la antigua Policía Técnica Judicial (PTJ). También se desempeñó en la Dirección de Inteligencia en la Armada, así como en la Policía de Miranda. Tiene una compañía de seguridad. Él es Francisco Javier Gorriño Fernández.

“Un expresidente venezolano decía que lo más difícil de ocultar era la tos y el dinero. Quienes reciben dineros sucios normalmente son detectados, porque empiezan a comprarse carros lujosos, prendas, lujos. Es así como empieza a gastar dinero que usualmente no tiene. Lo difícil es convertir las porciones de dinero en efectivo en bienes”.

–¿A qué se conoce como legitimación de capitales?

-Es lo que se conoce comúnmente como lavado de dinero. Aprovechar el papel soporte y convertirlo en dólares. Es muy conocido de ser dinero sucio o proveniente de acciones ilegales y convertirlo en dinero legal. Es dinero más que todo proveniente de la corrupción y de las drogas. Es más común en drogas porque el pequeño distribuidor recibe billetes de baja denominación y eso hay que convertirlo en billetes de alta denominación; ahí está el primer problema. Lo otro es qué hacer con ese efectivo para evitar dejar huellas o rastros. Son mafias especializadas en convertir estas grandes cantidades de dinero en bienes activos; una vía común es constituir compañías que adquieren bienes.

–¿Eso es difícil de detectar?

-Hoy es más difícil, en países como Estados Unidos, también en Venezuela, el movimiento de ciertas cantidades de dinero sospechosas, que probablemente son observadas. Los bancos deben estar alertas cuando se llegan con depósitos de grandes cantidades para una cuenta. La idea es convertir ese dinero en activos manejables, como compraventa de inmuebles.

–¿A esos se les llama lavadores de dinero?

-Si, es convertir dinero sucio en dinero legal.

–¿Hay manera de detectar ese tipo de dinero?

-Sí hay, el problema es que la gran mayoría empieza con testaferros familiares, primos, hermanos, a quienes se les van colocando a nombre de ellos apartamentos, carros, viviendas, es decir bienes inmuebles que es una de las formas más comunes de lavar dinero. Y es difícil, porque lo hacen a través de constitución de compañías, que son las dueñas de los inmuebles, pero lo que venden o mueven son las acciones. Hay otras formas que es con constitución de compañías en el exterior, que en realidad son compañías sólo en el papel, pero en síntesis sólo es propietaria de dinero. Claro, tomemos en cuenta que quien tiene dinero quiere disfrutarlo y para eso lo obtiene, por lo que adquiere bienes que llevan a detectarlo fácilmente.

–¿Y no se detectan por las cuentas bancarias?

-Es difícil detectarlos por cuentas normales porque no dejan evidencias de depósitos en su cuenta. No es sencillo hacer un perfil bancario de los depósitos que se hagan en todos los bancos nacionales, detectar los activos. Además la alarma es que la persona esté recibiendo más dinero del normal.

–En Venezuela se ha hablado mucho, en los últimos tiempos, sobre legitimación de capitales y el estado termina poniéndole las manos a los bienes de los investigados.

-En la mayoría de los casos de los capos colombianos, eran propietarios de muchas propiedades, pero en la mayoría de los casos no se llegó a ellos por vía de la investigación sobre legitimación de capitales, sino que al capturarlo se dan cuenta que tienen muchas propiedades.

–¿Hay maneras que los organismos de seguridad le hagan seguimiento al origen de esos dineros?

-Sí, hay maneras, pero la verdad es que no se han hecho. A los capos se ha llegado por informaciones que los delatan, por las cédulas que usan y después de capturados es que detectan los bienes.

-Pero ese es el caso de grandes capos como los colombianos o mexicanos, pero en Venezuela no hemos tenido de ese tipo. Hemos tenido más corruptos por dineros del Estado o por extorsiones.

Sí, lo que pasa es que con el correr del tiempo se le quita la lupa, se deja de observar a los políticos de turno. Es así como una persona que recibe dinero por comisiones de contratos u otras vías de corrupción, al dejar el cargo la gente se olvida de ellos; es después que esa persona empieza a aparecer con los bienes que seguramente tenía a nombre de un hermano, un primo, etc. Como político activo movió sus influencias, pero es después que aparecen sus bienes de fortuna, cuando ya no es observado por la opinión pública.

–¿Qué normas jurídicas rigen todo esto de la legitimación de capitales?

-Son varias. La ley de la delincuencia organizada, la ley anticorrupción, etc. En Venezuela el problema no es la normativa, porque la hay. El problema es la aplicación de la normativa. Aquí es muy fácil que veamos a políticos destacados usufructuando bienes como yates, pero con decir que es de un amigo de él, a quien nadie investiga, pasa desapercibido. Aquí es vox populi quiénes son políticos corruptos, pero no tienen la sanción ni siquiera moral de la sociedad, más bien se le ve como una picardía del político. Lo otro es que en Venezuela es casi una norma que el político mientras está en el cargo, no es investigado. Si hubiese esa voluntad de investigar, bastaría por lo menos que al oír la grabación de Mario Silva se pudieran abrir unas cuantas averiguaciones por noticia criminis por corrupción.

–Explíquenos eso de los paraísos fiscales.

-Son aquellos países que tiene poco control. Pero fíjate en el caso de Colombia, hay un libro muy famoso que se lama La Noche de las Luciérnagas, el cual habla de que cuando empezó el narcotráfico en una de las zonas más deprimidas del país, el Estado colombiano se hizo de la vista gorda. En esos lugares nació el cultivo de la marimba (marihuana), entrándole mucho dinero a esa zona, ante lo cual el gobierno se dijo que ‘bueno, de todas maneras lo que hacen es cultivarlo, porque eso se va fuera del país”. Cuando se dieron cuenta del daño que estaba haciendo el narcotráfico trataron de enfrentarlo, pero ya estaba metida la marimba en Colombia. A veces incluso el gerente de banco se hace el desentendido porque le interesa el cliente que hace grandes depósitos en su banco. Para colmo hay gente que ve con buenos ojos a quienes tienen mucho dinero, aunque su origen sea mal habido. En Colombia la gente seguía a líderes del narco porque construían canchas y les daban dádivas y otros beneficios.

–¿Eso pasa poco en Venezuela?

-Bueno, pasa con estos grupos armados en zonas populares, que se ocupan de arreglar ciertos problemas sociales.

–¿Cuál es el paso a seguir para detectar y frenar a un legitimador de capitales?

-Hacerle seguimiento, no desechar ningún tipo de información, hacer seguimiento económico. Antes de la Ley de Salvaguarda del Patrimonio Público existía una comisión que se llamaba de Enriquecimiento Ilícito, eso fue por los años 70. Ellos hicieron una tabla en la que por ejemplo determinaban que un oficial con determinado rango, carga familiar, puede tener una vivienda de tales condiciones, un vehículo o dos, etc. Pero a menos que ganara la lotería, no era posible que tuviese propiedades no justificadas. Eso servía para ponerle la lupa al funcionario público, al militar, etc.

–¿Hay casos emblemáticos en Venezuela de legitimadores de capitales que han sido puestos a órdenes de la justicia?

-Muy pocos. Normalmente han sido casos que por cualquier otra circunstancia han sido procesados y posteriormente han detectado que ese dinero tiene origen mal habido.


Por: SEBASTIANA BARRÁEZ
barraezperezsebastiana@yahoo.com
POLÍTICA | OPINIÓN
OFICIALISMO | PSUV
CIUDAD | TÁCHIRA/ZULIA
viernes 02 de Agosto 2013


 

Temas relacionados:

SEBASTIANA BARRÁEZ: Detienen a oficiales por contrabando de gasolina
SEBASTIANA BARRÁEZ: El negocio del combustible
SEBASTIANA BARRÁEZ: Bariven compró 381 vehículos fríos y con sobreprecio
SEBASTIANA BARRÁEZ: ¿Quién ordenó la tortura al capitán Nieto Quintero?
SEBASTIANA BARRÁEZ: Ministro, he ahí a sus terroristas
SEBASTIANA BARRÁEZ: Paramilitares controlan el contrabando
SEBASTIANA BARRÁEZ: La alianza Montilla-Silva
SEBASTIANA BARRÁEZ: Las Bárbaras de CVAL
SEBASTIANA BARRÁEZ: El poder del general Osorio

Comentarios:

comments

You must be logged in to post a comment Login

Widgetized Section

Go to Admin » appearance » Widgets » and move a widget into Advertise Widget Zone