Quantcast

El Editorial: Risas en la OEA




Carcajadas en la OEA

El humor para desgracia
de Nicolás Maduro
..”


 

Negar en el marco de la reunión de la OEA la posibilidad de que la sesión correspondiente al día de ayer fuera pública, demostró no sólo la inoperancia de esa organización y lo distante que están esos funcionarios de los verdaderos intereses de los pueblos, sino que queda claro que en la OEA, como en los casinos de Las Vegas, tienen éxito las trampas y triquiñuelas más propias de tahúres que de diplomáticos.

Se evidenció además lo irresponsables que pueden ser los representantes de gobiernos forajidos al negársele, en una votación manipulada por Venezuela y Nicaragua, el derecho a la diputada María Corina Machado de ser públicamente escuchada no sólo por los venezolanos sino por los representantes de los medios de comunicación y por los activistas y miembros de las ONG interesadas en conocer la violación de los derechos humanos en Venezuela.

Vale la pena recordar a los políticos ignorantes que hoy mandan en nuestro país, que a la diputada María Corina Machado el gobierno de Panamá gentilmente le cedió su puesto en la OEA para que ella pronunciara su discurso, siguiendo de esta manera una tradición iniciada cuando Venezuela, en 1989, le permitió también a Panamá que usara su puesto para que denunciara el régimen corrupto y dictatorial del narcogeneral Noriega. Eso no lo sabe Maduro y menos aún Diosdado, que le gana de lejos en ignorancia.

Pero a estos dictadorzuelos siempre se les voltea la tortilla. Para desgracia de Maduro, luego de apenas media hora de iniciada la sesión, más de 35.000 personas ya se habían conectado a la página de la OEA y, previamente, el secretario técnico de la misma había pedido la palabra para advertir sobre la saturación del site de la OEA por la expectativa que producía la sesión que tenía como tema central escuchar la otra voz de Venezuela, la voz verdadera.

Ese inmenso y descomunal tráfico en la página de la organización no había ocurrido nunca y constituyó una rotunda derrota a la censura que intentó imponer Maduro en Washington.

También quedó en evidencia cómo la política de la chequera da dividendos en algunos países de la región. A pesar de la guarimba informativa rojita quedó públicamente registrada la posición retrógrada de la ultraizquierda latinoamericana y, de paso, la de los países de Caricom que cayeron en la trampa de contribuir a ocultar una grave denuncia sobre la privación de los derechos humanos.

Pareciera que para estos países la represión no es un tema que deba ventilarse públicamente, como sí lo exigió la delegación de Panamá y del Perú.

El embajador Chaderton, acostumbrado a abandonar a sus subalternos al igual que lo hizo para salvar su cabeza en la cancillería en 2004, aceptando que Delcy Rodríguez destituyera a todo el cuadro directivo que él designó cuando fue canciller, ayer hizo exactamente lo mismo en la OEA.

Chaderton tiró la primera piedra de la reunión y luego huyó mientras dejaba sola a una infeliz funcionaria que, al momento de votar, se comportó como un payaso causando un ataque de risa generalizado, para vergüenza de muchos de los funcionarios allí presentes.

Tamaña desfachatez de limitar al público latinoamericano y anglosajón escuchar una sesión importante para toda la región, le deja al gobierno de Venezuela varios retrocesos que demuestran que pierde espacio en el frente internacional.

Lo pierde porque ayer aumentó la votación favorable a los grupos venezolanos democráticos con relación a la sesión previa ganada por Maduro. En la segunda votación países como Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Perú y Paraguay se sumaron a Panamá, Canadá y Estados Unidos, que unidos se opusieron a que la sesión con María Corina Machado fuese privada.


Por: Redacción
Politica | Opinión
Fraude | Ascensos
Oficialismo | Psuv
Corrupción | Psuv
Caracas, Sabado 22 de marzo, 2014

el_nacional__logo


Temas relacionados:

El Editorial: La alianza
ElEdit: Ramírez al desnudo; Las mentiras de un derrame
El Editorial: Policías asesinados ¿Desprotegidos por el Estado?
El Editorial: Víctima de la violencia; Suami Polanco
El Editorial: Los no venezolanos
El Editorial: El show debe continuar
El Editorial: Drama presidencial
El Editorial: La Casa Amarilla
El Editorial: III congreso caliente

Comentarios:

comments

2 Responses to El Editorial: Risas en la OEA

  1. Pingback: El Editorial: Risas en la OEA |

  2. Pingback: Noticias ¡Al Instante! El Editorial: Risas en la OEA - Noticias ¡Al Instante!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

You can add images to your comment by clicking here.

Widgetized Section

Go to Admin » appearance » Widgets » and move a widget into Advertise Widget Zone