SEBASTIANA BARRÁEZ: Castigaron al general



Sebastiana Barráez Pérez, Castigaron al general

Sebastiana sin Secretos


 

GNB. Es la Guardia Nacional Bolivariana. Acaba de renovar su Alto Mando. Les dije hace semanas que hubo una maniobra extraña en la salida del general Antonio Benavides Torres del Core-5. Este oficial es general de División, ascendido de número 1 y ha comandado cargos de los más difíciles en la GNB. Benavides es un hombre de fuerzas especiales, con record suramericano en pruebas de esfuerzo físico. Además es abogado. Es experto en orden público. Lo pasan a la Redi Central para dejarlo en la sombra y abrirle paso al general Néstor Reverol Torres. A Benavides se le criticó duramente por sus actuaciones en relación a las llamadas guarimbas. Y hubo un fuerte ataque en su contra cuando dijo: “… el destino de los delincuentes es la cárcel o bajo tierra…”. Por su parte, Reverol ha tenido desde teniente críticas por su actuación en antidrogas y por su amistad con el general Guillén, cuando el escándalo de las entregas controladas en el gobierno de Carlos Andrés Pérez. Es una pieza clave de Tareck El Aissami, quien pretendió que fuera el Ministro del Interior titular, pero Chávez  nunca le permitió pasar de “encargado”. Fue presidente de Corpozulia. Fue jefe de la ONA. Todos cargos lejos de comando. Ahora a Reverol lo nombran de segundo en la Guardia Nacional con la clara intención que el próximo año sea el comandante general de ese componente. Otro cambio extraño es que en la Dirección de Educación fue nombrado el general Vargas, compadre del general Díaz Vegas, uno de los líderes de Plaza Altamira. Y para corolario colocaron al general Giuseppe Cacioppo como Inspector, por encima de otros oficiales con mayores méritos y ubicación en promoción. Cacioppo tuvo una actuación muy comprometida como director de la policía de Barinas en el caso del Sindicato de la Construcción de ese estado, organización que dirigía Numa Altuve y alias Bubalú, que sembró de muerte y sangre a Barinas. El mérito de Cacioppo es que es amigo y recomendado del gobernador Adán Chávez.

 TRIBUNAL. Es el cuarto de Ejecución de San Cristóbal. Está a cargo del caso de Jorge Andrés Montoya Moreno, colombiano, cédula de identidad E-84212016. Sus abogados son Juan Alejandro Vásquez Colmenares y Landys Enrique Rodríguez. Fue sentenciado el 26 de septiembre 2012 a 24 años de prisión por: tráfico en la modalidad de ocultamiento agravado de sustancias estupefacientes y psicotrópicas; ocultamiento de arma de fuego; ocultamiento de arma de guerra; aprovechamiento de cosas provenientes del delito y asociación para delinquir. El 13 de octubre 2011 en Tucapé, Táchira, le encuentran 37 kilos de marihuana en una maleta a Montoya Moreno. Habría sido previamente condenado a 26 años de prisión en Colombia, por intento de homicidio y porte ilegal de armas. El caso es que el expediente de Táchira fue visto por última vez en el archivo judicial del Circuito, cuyo jefe fue nombrado por el nuevo presidente del Circuito, Ronald Jaimes. De allí desapareció, es decir, alguien se lo llevó. Lo más grave es que con una boleta de excarcelación falsa el narco fue dejado en libertad. Y como complemento a lo extraño, quien lo deja ir es la sección de procesados militares del Centro Penitenciario de Occidente. Los militares tienen la costumbre de confirmar telefónicamente con el juez del caso si la boleta de excarcelación fue emitida por el tribunal respectivo; esta vez se les olvidó. El narco está en Colombia burlándose de la justicia venezolana.

 MADURO. Es el presidente de la República y comandante en jefe de la FANB. Dijo recientemente dos cosas determinantes para la Fuerza Armada. “He conformado un equipo con jefes militares de la promoción de 1984, y hemos inyectado a la promoción de 1985, en puestos claves”. Y el otro anuncio fue: “para cumplir este proceso que nos toca donde la carrera militar pasa de 30 a 33 años”. A su vez ratificó en sus cargos a Carmen Meléndez, titular castrense; Vladimir Padrino López, jefe del Ceofanb; y Eutimio Criollo, comandante de la aviación. El Presidente trató, con estas decisiones, de causar el menor ruido posible en la institución militar, pero lesiona su estructura piramidal.

CASA. Es la Corporación Casa. Hace meses importó una cantidad importante de chasis o portacontenedores, que algunos conocen como taras remolques. Es en ellos donde se montan los contenedores para remolcarlos con una gandola. Estaban depositados en Valencia, equipados con buenos cauchos desde la importación. No los fabricaron en Venezuela porque el dólar es un negocio para todo. La corporación CASA tiene una importante subsidiaria llamada Logicasa. Pero le asigna a dedo a Transporte Los Almendros, ubicada en Los Guayos, 150 equipos remolques y le firma un contrato donde  deben pagar por el arrendamiento del chuto Bs. 360 mil por cada una de las gandolas. Probablemente dichos vehículos no logren hacer dos viajes cortos semanales (Bs. 12 mil cada uno, es decir jamás facturarían al mes más de Bs. 200 mil). Mensualmente CASA debe pagar Bs. 54 millones a Transporte Los Almendros. Las 150 gandolas nunca hacen más de 3 viajes al mes.

DALTON. Es Roque. Es el poeta salvadoreño asesinado por sus compañeros de lucha. Un día escribió: “Conozco perfectamente mi dolor:/ viene conmigo disfrazado en la sangre/ y se ha construido una risa especial/ para que no pregunten por su sombra. /…/ Mi dolor tiene cara de rosa,/ de primavera personal que ha venido cantando./ Tras ella esconde su violento cuchillo,/ su desatado tigre que me rompió las venas desde antes de nacer/ y que trazó los días/ de lluvia y de ceniza que mantengo./ Amo profundamente mi dolor,/  como a un hijo malo”.

Última hora:

Qué fea y descuidada está San Cristóbal.

Herido a tiros el escolta de una magistrada de la Sala Penal del TSJ. Hermetismo en el caso.

______________________________________________________________

Celita Pérez Suárez

CELITA. Ella me descubrió la maravilla de la poesía, cuando apenas aprendía las primeras letras,  a través de los versos que me hacía para que yo los declamara ante personajes como Prieto Figueróa, Salom Meza o dirigentes políticos que visitaban los andes. Luego me indicó el camino con la poesía de Andrés Eloy Blanco, después Benedetti, Neruda, Borges, Whitman, Bécquer, otros. Ella me llevó a las primeras tablas del teatro con obras de su autoría como Los Huerfanitos. No sólo fueron las primeras letras. Con ella descubrí la magia de la lectura y la escritura. Fue ella quien me encaminó por el misterioso encanto de la música, de las teclas del piano y las cuerdas del cuatro y la mandolina. Ella me indicó que la probidad era el camino correcto, que era necesario ser honesto hasta en el detalle más pequeño. Ella me respaldó en esas titánicas, y a veces inútiles, batallas estudiantiles. Con ella supe qué era y para qué servía el periodismo, cuando editaba un periódico clandestino que hizo historia en el mundo gremial de entonces, El Chacarito. Ella, luchadora por siempre, hasta el último aliento de vida. Ella, la que defendía al más débil. Ella, la de hermosas y finas manos blancas, me enseñó a andar por la vida, a no rendirme a pesar de la adversidad. Ser cristiana verdadera, de las que ama al prójimo, era su quimera. Ella, la que nos enseñó a apartar el espacio para estudiar, para trabajar, para rezar, para ir de vacaciones, para sonreír y también para llorar. Ella, la que me brindó largas conversaciones sobre lo humano y lo divino, sobre la lealtad y la solidaridad. A veces me esperaba con una taza de chocolate caliente y largas historias de su etapa de maestra, cuando casi era una adolescente, o de sus luchas gremiales en defensa de los educadores y hasta de las duras batallas políticas que libró y nunca ganó. Esa hermosa dama, es ella, Celita Pérez Suárez, la madre que acabo de perder para siempre y que se fue lerda y calladamente hasta el mundo de las flores amarillas, en ese lugar donde no hay dolor, miedo ni tristeza. Si miran al cielo, quizás la vean caminando entre los ángeles con esa sonrisa de dentadura perfecta, tomada de la mano de mi padre. Si la ven, en alguna noche de luna, díganle que yo la amaré por siempre.

*Sebastiana Barráez, Periodista del Semanario Quinto Día, egresada de la Universidad de Los Andes como licenciada en Comunicación Social. Ex jefe de prensa de la comisión de Finanzas del Senado. Con amplio conocimiento de la fuente militar y de fronteras. Publicaciones en varios medios de Venezuela y el extranjero. Conferencista en eventos nacionales e internacionales.

Por: SEBASTIANA BARRÁEZ
barraezperezsebastiana@yahoo.com
@SebastianaB
0414.3193596
0212.2379809
POLÍTICA | OPINIÓN
OFICIALISMO | PSUV
CIUDAD | TÁCHIRA/ZULIA
Sabado, 5 Julio, 2014

quinto dia logo



Tweets about “SEBASTIANA BARRÁEZ: El supra poder del Ministerio Penitenciario”
Tweets about “SEBASTIANA BARRÁEZ: Purga en la FANB”
Tweets about “SEBASTIANA BARRÁEZ: El “golpe” de los capitanes”
Tweets about “SEBASTIANA BARRÁEZ: FBL contra pacto de paz”
Tweets about “SEBASTIANA BARRÁEZ: Ministro, he ahí a sus terroristas”
Tweets about “SEBASTIANA BARRÁEZ:Extraña lista la de Rubio”
Tweets about “SEBASTIANA BARRÁEZ: Aquellos del 4F y 27N”
Tweets about “SEBASTIANA BARRÁEZ: Candidatos a medidas humanitarias”
Tweets about “SEBASTIANA BARRÁEZ: Paramilitares controlan el contrabando”
Tweets about “SEBASTIANA BARRÁEZ: “Cédula todo el mundo”
Tweets about “SEBASTIANA BARRÁEZ: “El silencio de Sader”



Comentarios:

comments

You must be logged in to post a comment Login

Widgetized Section

Go to Admin » appearance » Widgets » and move a widget into Advertise Widget Zone