NARCOMILITARES: Conozca a Clíver Alcalá (I, II y II)



Clíver Alcalá es señalado como zar de la droga II

“Cliver Alcalá Cordones en la lista
del narcotráfico y la guerrilla..”


 

Ha apoyado la revolución desde sus comienzos y estuvo de acuerdo con que Nicolás Maduro fuese el sucesor de Chávez después de la muerte del mismo en Cuba.

El general egresó en la Promoción Bicentenario del Natalicio de El Libertador, en 1983, y luego se especializó en blindados, tras ser el primero en su curso.

Clíver Alcalá es señalado como zar de la droga, de estar involucrado en el asesinato del exgobernador de Apure, Jesús Aguilarte y también de querer perjudicar a los indígenas.

El general Clíver Alcalá Cordones, es uno de los personajes del chavismo que se ha visto envuelto en un sinfín de escándalos sin que ello haya tenido repercusión alguna en el país.

Caracas.- Llego a ser jefe de la Guarnición de Maracay, ocupando el mismo despacho que en su oportunidad ocupara el general Raúl Isaías Baduel (quien dirigió la Operación Dignidad Nacional, para regresar al poder al presidente Hugo Chávez, tras el golpe de Estado de abril de 2002). En su oficina destacaban las fotografías con el Papa Juan Pablo II, Fidel Castro y el Mandatario nacional, así como un busto del Negro Primero.

En una entrevista realizada en el 2012 a José Vicente Rangel, este recuenta que durante el 11 abril de 2002, Alcalá Cordones se encontraba en Fuerte Mara, en Maracaibo, dirigiendo la 11va Brigada de Infantería. Desde allí, llamó al Jefe de Estado Hugo Rafael Chávez Frías y le dijo: “Presidente, está en marcha el golpe, quiero que me autorice a movilizar la unidad de tanques para tomar Maracaibo”.

A lo que el mandatario respondió: “Clíver, agradezco tu lealtad, pero no es el momento de reaccionar de esa manera. Vamos a esperar el desarrollo de los acontecimientos”.

En noviembre de 2002, el entonces coronel Alcalá Cordones dirigió la toma de la Policía Metropolitana de Caracas (PM), órgano policial acusado de participar en el golpe de Estado. Con su porte marcial y en traje de campaña encaró al alcalde metropolitano Alfredo Peña para informarle que tenía la orden de tomar la PM.

Conformó un equipo de funcionarios de la Dirección de Inteligencia Militar en el 2007 en Maracaibo. Uno de ellos, Daniel Macías, fue identificado por el comandante del Core 2, general (GN) Castor Pérez Leal, como un delincuente con prontuario por robo y narcotráfico.

De acuerdo con versiones militares manejadas de forma extraoficial, Pérez Leal se mantuvo en constante enfrentamiento con el comandante de la primera división de infantería y guarnición de Maracaibo, general de división (Ej) Juan Vicente Paredes Torrealba, así como con el comandante de la 11 brigada de infantería del Ejército, general de brigada Clíver Alcalá Cordones. El general Pérez Leal, cuyo hermano el general de brigada Dionisio Pérez Leal está sin cargo, esperaba ser recibido por el ministro de la Defensa, general en jefe (EJ) Raúl Isaías Baduel, aunque el titular castrense ya había oído sus alegatos durante la reunión que sostuvieron en la sede del Core 3.

Fuentes militares señalan, por otra parte, que al general Pérez Leal se le podría abrir una investigación penal por la presunta comisión de algunos delitos.

Clíver Alcalá estuvo señalado en el asesinato del funcionario de la División de Inteligencia Militar (DIM), Claudio Macías en agosto de 2007. Según la Fiscalía su asesinato fue ordenado por el secretario de Seguridad del Zulia, José Mazuco Sánchez. Castor Pérez Leal, pidió investigar a Alcalá, pero la respuesta fue sacar al denunciante.

En el 2008 Alcalá era el comandante de la 41 Brigada Blindada y jefe de la Guarnición de Valencia, época en la que denunció la existencia de narcotráfico en Carabobo. Después, siendo comandante de la 4ta División Blindada y Guarnición de Maracay, en Aragua, aún encabezaba procedimientos en los que están involucrados los Makled.

Son célebres los enfrentamientos que tuvo con el gobernador de Carabobo, Luis Felipe Acosta Carlez, quien defendía a Makled de los señalamientos hechos directamente por Alcalá o por el periodista Orel Sambrano, su amigo, quien recibió información privilegiada del general.

Cuando detienen a tres de los cuatro hermanos Makled en noviembre del 2008, en tanto Walid se fugaba, soldados comandados por Alcalá encontraron la credencial que el magistrado Aponte Aponte otorgó a Makled. A partir de ese momento, una tormenta de acusaciones han perseguido a Alcalá, entre ellas la de haber sembrado la droga en la finca de los Makled.

Para los actos de los 20 años del 4 de Febrero, le correspondió comandar la parada militar. En el desfile cívico – militar dijo: “participan 12.400 compatriotas revolucionarios, socialistas, antiimperialistas y chavistas”.

El presidente Hugo Chávez lo justifico diciendo: “Ya usted sabe que (la oposición) lo va a crucificar, los crucificadores de oficio pero ellos son los que están liquidados. Se molestan mucho cuando oyen la verdad porque ellos quisieran tener los generales del 11 de abril del 2002 que traicionaron al pueblo y a nosotros la confianza que en ellos pusimos”.

El 18 de abril, el ex magistrado Aponte Aponte lo acusó de estar vinculado al narcotráfico. Alcalá respondió al día siguiente: “busca desacreditar a personas honorables del país”. Desde entonces ha guardado silencio.

Trayectoria militar a partir del año 2010

En su trayecto militar fue designado como comandante de la 11 Brigada de Infantería en Maracaibo y posteriormente la 41 Brigada Blindada del Ejército, con sede en Valencia, la cual dirigió durante tres años, para luego, en agosto de 2010, ser nombrado comandante de la IV División Blindada y Guarnición de Maracay y jefe de la Zona de Defensa Integral Aragua, cargo que ejerció antes de asumir nuevas responsabilidades en la región de Guayana.

Del tiempo que estuvo al frente de la IV División Blindada y Guarnición de Maracay, el mayor general Clíver Antonio Alcalá Cordones, se logró la construcción en 17 meses de las nuevas instalaciones de la 42 Brigada de Infantería Paracaidista, así como las del 414 Batallón Bravos de Apure y de la transformación de la 43 Brigada de Artillería en San Juan de los Morros.

También participó en el crecimiento de la nueva 41 Brigada Blindada en Carabobo, la creación del Escuadrón Sagrado en Tocuyito y la mudanza de la Unidad de Infantería Mecanizada de Yaracuy.

Alcalá Cordones, contó con el apoyo del presidente Hugo Chávez y los ministros de la Defensa: Carlos Mata Figueroa y Henry Rangel Silva; además de los comandantes del Ejército, mayores generales Euclides Campos Aponte y Carlos Alcalá Cordones.

Igualmente, trabajó con el general de División Luis Manuel Jatar Medina, quien asumió el cargo de jefe de operaciones del Componente Aéreo, así como del general Marlon Dulcey Parada, comandante del Destacamento 21 de la Guardia Nacional Bolivariana.

Clíver Alcalá es señalado como zar de la droga

Clíver Alcalá: Ascenso a la Cuarta División

Sin prestarle atención a las denuncias, en agosto de 2010 el Presidente lo nombró comandante de la Cuarta División Blindada de Maracay y jefe de la Guarnición Militar de la capital aragüeña.

El general Alcalá Cordones se comprometió a profundizar la Revolución de la mano con el gobernador de Aragua, Rafael Isea, así como lo hizo en el estado Carabobo con el estandarte del socialismo.

Dijo que continuará la tarea del mayor general Campos Aponte, acompañado de los principios bolivarianos de la unión, de la integridad, “porque los soldados de Bolívar deben ser íntegros, y el tercer principio será el compromiso con los soldados para dignificar a la tropa en cuanto al proceso educativo y a atender sus necesidades”.

“Estos principios permitirán que el proceso revolucionario y el nuevo pensamiento militar se vaya incrementando en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb), al igual que la lucha que viene dando nuestro comandante Presidente, Hugo Chávez por la profundización del socialismo del siglo XXI”, refirió.

La segunda parte:

Relación con el narcotráfico:

Walid Makled García se desempeñó por muchos años como un prestigioso empresario de origen sirio. En los altos círculos sociales de Venezuela lo mencionaban como “El Turco” ó “El Árabe”, algo muy común para quienes tienen como antepasados a familiares procedentes de esas latitudes.

Nació en Tinaco, Estado de Cojedes, centro de Venezuela, como hombre de negocios, fue propietario de la compañía aérea Aeropostal, considerada una de las más poderosas del sector en su país.

También aparecía en la dirección de Transgar, dedicada a los trámites y gestiones aduaneras y de transporte terrestre y como si esto fuera poco figuraba como la última palabra en la concesión para el manejo de Puerto Cabello (él mismo aseguró que había logrado esto gracias a sobornos y coimas a integrantes del gobierno estatal de Carabobo).

Según Walid, el entonces gobernador de Carabobo, Luis Felipe Acosta, aceptó prebendas a cambio de las cuales dirigió su maquinaria a favor del exitoso empresario integrante de la familia Makled.

Walid Makled y toda su familia lograron acumular en diez años una fortuna que rondaba los 270 millones de bolívares fuertes, sin contar enormes cifras en cuentas bancarias fuera de Venezuela.

Las primeras menciones que Makled tuvo en medios de comunicación de su país, fue cuando en los 90 se le señaló de robar camiones y de vender mercancía a ciudadanos de origen árabe. Posteriormente en el 2002, al círculo de sus amistades entró “el chavismo”, justo durante el paro petrolero de ese año.

En el 2006 sus relaciones con el partido de gobierno de Venezuela se comenzaron a resquebrajar y de ser un próspero empresario ligado a la ideología del gobierno, pasó a ser un acusador de vínculos extraños e ilegales de integrantes del “chavismo” con el narcotráfico y la delincuencia.

El 28 de agosto de 2010 fue detenido por la Policía Colombiana en Cúcuta. Su extradición fue debatida entre Venezuela, que acusaba a Makled de los delitos de narcotráfico, legitimación de capitales ilícitos, asociación para delinquir y homicidio y por Estados Unidos que lo reclamaba solo por tráfico de drogas.

Fue Juan Manuel Santos quien anunció que “nosotros somos un país de leyes, una democracia que tiene una Constitución, unos procedimientos, y vamos a acatarnos a esa normativa”.

Agregó: “yo estoy obligado a cumplir con la Constitución y con las leyes, voy a seguir por ese camino. Nosotros tenemos un acuerdo de extradición con Venezuela, no con Estados Unidos”.

Walid Makled fue extraditado a Venezuela donde fue juzgado en la ciudad de Caracas.

El abogado de Walid, Rafael Blanco fue capturado el 13 de septiembre de 2012 en Valencia, Carabobo, por una presunta vinculación con el uso de una orden judicial falsa. Blanco, fue declarado culpable y condenado a 25 años.

Walid Makled, “Mi enemigo es Clíver Alcalá, seré su sombra”:

Walid Makled estaba seguro que Estados Unidos emitiría una orden de captura contra el general Clíver Alcalá Cordones, a quien acusaba de haberle “sembrado” los 400 kilos de droga decomisados en su finca El Rosario, en Tocuyito, en noviembre de 2008. “Ya prácticamente Clíver Alcalá entró en el radar de la DEA”, decía.

En una entrevista exclusiva que le concedió al diario El Carabobeño, el venezolano sindicado por la justicia norteamericana de narcotraficante, garantizó que funcionarios de la Dirección de Inteligencia Militar de Apure, que habrían ayudado a Alcalá en el “montaje”, declararán ante la división antinarcóticos (DEA) en Curazao, para incorporar datos adicionales al informe que esa división comenzó a elaborar a finales del año 2010.

Preso en la cárcel La Picota, al sur de Bogotá, en Colombia, Makled negaba su participación y la de su familia en los homicidios de Orel Sambrano y Francisco Larrazábal, que el Gobierno venezolano le atribuye. “Ellos no eran mis enemigos, cualquiera pudo asesinarlos”, sentencia. “Mi enemigo es Clíver Alcalá. Seré su sombra”.

En 2008 el general de división Clíver Alcalá era el comandante de la 41 Brigada Blindada y jefe de la Guarnición de Valencia, época en la que denunció la existencia de narcotráfico en Carabobo.

A continuación transcribimos textualmente la entrevista:

-¿Cree que la candidatura de su hermano Aldala fue la que impulsó lo que usted denomina una campaña en su contra? ¿O había otros intereses?

R) Bueno, tú sabes que empezaron los ataques políticos, mediáticos y, a la final, vieron que la Alcaldía de Valencia la ganaba Abdalá o Cocchiola. También hubo un pase de factura para Acosta Carles, que cobramos nosotros. Entonces llegó Clíver Alcalá y metió esa droga en la finca faltando once días para las elecciones. Después mis hermanos se presentaron ante la fiscalía, porque ellos no tenían nada que ver en eso, y los dejaron secuestrados, porque ellos no están presos, están secuestrados, sin juicio, sin nada.

-¿Qué pruebas tiene para decir que la droga decomisada en la finca de Tocuyito no es suya, que le fue sembrada?

R) Muy fácil, ya no lo digo yo, lo dice la DEA, lo dice el Gobierno norteamericano. Aparte, hay unos funcionarios de la DIM que participaron en ese hecho, y ya contactamos a varios que se trasladarán hasta Curazao, donde harán una declaración ante la DEA sobre lo que realmente ocurrió: Que esa droga la trasladaron desde Apure hasta la finca El Rosario y que el narcotraficante es Clíver Alcalá.

-¿Ese informe ya está elaborado?

R) Ya prácticamente Clíver Alcalá entró en el radar de la DEA. Y ya hay un informe en contra de él. Falta la declaración mía ante la Corte Americana, ante el juez, y ya le van a levantar cargos. Un general de la República de dónde consiguió 400 kilos de droga, de dónde los trajo. No lo digo yo, lo dice la DEA. Ellos saben que él me sembró la droga.

-¿Cómo demuestra que fue Clíver Alcalá el que sembró la droga en su finca?

R) Número uno: ya te estoy diciendo que hay un informe de la DEA. La DEA está en Venezuela, a pesar de que ellos no pueden ejercer, pero mediante sus fuentes de inteligencia han hecho sus averiguaciones. Para contarte: En diciembre vinieron a Colombia unos 13 funcionarios de la CIA, la DEA y el FBI, pues el caso está en manos de Washington. Aunque mi acusación está en Nueva York, lo llevan los departamentos de Justicia y de Estado.

Vino también un fiscal y el segundo de la Embajada de Estados Unidos en Bogotá y estuvimos hablando. Ellos tenían cosas adelantadas. Me dijeron: ‘sabemos que esa droga no es tuya, que te la sembraron’. Más a mi favor porque eso se ratificará con las declaraciones de los de la DIM de Apure y ya con eso prácticamente la droga está en Clíver Alcalá. Eso es indudable, póngale el sello.

-¿Esa visita que ellos le hicieron en diciembre fue en la cárcel de Cómbita?

R) No. Fue una reunión en la fiscalía en Colombia, adonde me trasladaron en helicóptero. Vino un fiscal, gente de inteligencia, de la Embajada de EEUU en Colombia, porque yo lo que tengo en EEUU es una acusación en la que ellos dicen que yo saqué de Maiquetía un DC9 cargado de droga, que fue incautada en México, y me dijeron lo siguiente: ‘Aquí tienes dos cosas: si te vas a juicio con nosotros te damos 30 años. Si admites que tú sacaste ese avión te damos diez años y con todo lo que tú nos suministres del Gobierno venezolano te puede llegar la pena a 36 meses´. En EEUU, con suerte, pagaría un año más de cárcel y estoy libre.

-Usted también había denunciado al general Orlando Rodríguez, comandante del Coredos, de participar junto a Clíver Alcalá, ¿lo sostiene?

R) Orlando Rodríguez hace lo que le dice Clíver Alcalá.

-¿Es un hecho que usted va a negociar en EEUU?

R) Por supuesto. Lo primero que le dije al fiscal fue lo siguiente: ‘Yo colaboro con ustedes, pero yo quiero que le dicten orden de captura al general Clíver Alcalá’, y ellos me dijeron que no hay ningún problema. Ellos están convencidos de que él fue el que sembró la droga en mi finca.

-Su hermano Basel dijo que usted manejaba unos contratos que molestaron a los generales. ¿Eso es cierto?

-R) Quiero denunciar también al general Orlando Rodríguez y al general Haissam Dalal Burgos, quien le entregó el Coredos a Rodríguez. Un día me citaron a la casa de Dalal, en el Guataparo Country Club, que está cerca de la alcabala que está en la entrada. Esa casa yo se la compré a él, por los negocios que teníamos. En esa reunión me dijeron que tenía que pagar una cuota de 200 millones de bolívares mensuales, pero no accedí a eso. Les dije que yo podía dar 50 millones, pero que no tenía por qué irle a pagar 100 millones a cada uno.

Haissam Dalal salió del Coredos. Era general de brigada y lo ascendieron a general de división y lo pusieron de jefe de Personal en Caracas. Él se fue, ya no tenía que cobrar nada. A Rodríguez tampoco le pagué. De ahí viene mi enemistad con el general Rodríguez, porque no llegamos a ningún acuerdo.

-¿A cambio de qué le querían cobrar esos 200 millones de bolívares como usted dice?

R) Bueno, ¿es que tú no sabes cómo es la corrupción en Venezuela? Yo estoy manejando una línea aérea, unas almacenadoras que representaban el 50% de Puerto Cabello, el aeropuerto de Valencia y por eso hay que pagar una cuota.

-¿Hubo algún pago al general Rodríguez?

R) No.

-El 31 de octubre de 2007, en su columna del semanario ABC de la Semana, Orel Sambrano publicó una investigación que le hacía a usted la dirección de Registros y Notarías del Ministerio de Interior y Justicia, sobre unos bienes muebles e inmuebles de su propiedad.

R) Ellos me averiguaron y me averiguaron y todo estaba al día. Como vieron que no había nada, me pusieron la droga en mi finca. Igual que nos sucedió a nosotros le pudo haber sucedido a cualquier empresario.

-¿Esa averiguación inició a raíz de la llegada de Clíver Alcalá a Valencia, en agosto de 2007?

R) Por culpa de Clíver Alcalá, Chávez va a terminar preso. Por culpa de él está enredado Acosta Carles, el comandante general de la Armada, Carlos Aniasi Turchio, oficiales de alto rango, porque no era la manera. Si ellos querían las almacenadoras, si querían la línea Makled, podían robárselas como han robado a todos los banqueros. ¿Por qué tenían que meter droga?

Ahora ellos van a tener que responder ante el Gobierno norteamericano. Tienen que dar una buena explicación: ¿cómo es que yo tenía el Puerto de Puerto Cabello, almacenadoras en La Guaira, cómo es que yo tenía la posesión del aeropuerto de Valencia, cómo es que yo tenía Aeropostal, cómo es que el Gobierno Nacional me dio los permisos para poder operar y soy un narcotraficante? Tienen que explicar muchas cosas. Lo mejor era sembrarme droga para desacreditarme y desligarse de mí, después que tanto les serví antes cuando hacíamos negocios.

Clíver es peligroso. El general Marín, que era amigo mío, un día me dijo que me cuidara de Clíver Alcalá, con quien había tenido problemas en el Medio Oriente. ‘Espera cualquier cosa de él’, me dijo Marín. Le respondí que yo tenía todo en regla, pero eso no bastó. Mira cómo ha quedado el Gobierno Nacional al desnudo.

– ¿El general Wilson Marín Leal?

R) Sí, él era amigo mío. A él también le hice un pago por 880 millones de bolívares. (En una entrevista publicada en noviembre de 2010 por el diario El Nacional, Makled comentó que ese dinero era “para atender necesidades personales”. A cambio, el general, en ese momento jefe del operaciones del Grupo de Transporte  Presidencial N° 4, encargado de pilotear los aviones presidenciales, puso a su disposición un mayor de la fuerza aérea a dedicación exclusiva de Makled. “Lo tenía conmigo a la fecha del 2008″, precisó. “Iba a distintas partes, vaya haga esto, y el hombre se movía”, acotó. No detalló la naturaleza de las diligencias. Además, estableció con Marín un pago trimestral mínimo de 150.000 dólares, “dependiendo de cómo estuviera la situación”. Las remesas se realizaban mediante diversos depósitos en distintas cuentas suministradas por el general Marín).

-¿Usted tiene todos esos vouchers?

R) Claro que los tengo. De eso y más. Yo ni si quiera he hablado ni el 20% de lo que tengo que decir.

-Orel Sambrano dijo en su columna, que a usted se le vinculó con un decomiso que supuestamente hizo Alcalá de una droga en el Zulia.

R) Clíver Alcalá vino a traer desgracia a Valencia. El empezó a pasarle informes “chimbos” a Orel Sambrano. De paso empezó a darle nombres de toda la alta delincuencia de Carabobo y arriba ponía el mío. Recuerda que en un camión del Ejército decomisaron dos mil kilos de droga en la alcabala de Cardenalito, como yo lo denuncié. También dije que Alcalá se puso a pelear con el general Casto Pérez Leal por el control de la gasolina en el Zulia. Él llegó a Carabobo como él está acostumbrado, sembrando odio, está mal visto. Pasó en el Zulia y luego en Carabobo.-

¿Qué más puedes esperar de alguien así, que metió a su gente en todo este problema? Esto está crudito, apenas está comenzando.

-¿Qué es lo que está crudito?

R) Ya poco a poco las cosas se están destapando todas. Ahora hay que esperar qué hace el Gobierno norteamericano. Mientras no salga de Venezuela no tiene problemas. Yo creo que al yo llegar a EEUU le van a levantar cargos y entonces no podrá salir del país porque será capturado.

-¿Por qué se le relaciona con las muertes de Orel Sambrano y Francisco Larrazábal?

R) A mí me sembraron la droga y me fui de Valencia. Después, por casualidades de la vida, matan a Orel Sambrano y al señor Larrazábal y empiezan a decir que fue Makled. Yo no tenía nada en contra de esa gente. Mi enemigo no era Orel Sambrano. Los periodistas a veces hablan bien y a veces mal, eso es normal. Igual con Larrazábal no tenía ningún problema.

-Las autoridades señalaron que Larrazábal sería testigo de la movilización de avionetas y droga en su finca…

R) Eso es lo que ellos dicen, a mí no me consta.

-Pero Orel Sambrano sí lo acusaba en sus columnas en el diario ABC…

R) Acuérdate que esas eran cuestiones políticas, estábamos en campaña. ¿Qué no decían de Cocchiola, de El Pollo? A unos les dicen ladrón, a otros narcotraficantes y pare usted de contar. Estábamos en política y en política se dice cualquier cosa, pero a la hora de la verdad las cosas son otras.

-¿Usted conoció a Orel Sambrano?

R) Nunca. A través del doctor Blanco, que era nuestro abogado, mi hermano hizo un contacto con él y quedaron en reunirse. La muerte de Orel Sambrano fue por culpa de Clíver Alcalá, porque por sus informaciones ponía en papel acusaciones en mi contra, en contra de la banda del terminal viejo (Los Piloneros), de policías de Carabobo. Cualquiera pudo haber sido.

-¿Conoció a Víctor Reales? El líder de la banda Los Piloneros.

R) Acuérdate. Ese día que sacaron tanquetas, aviones, y fusiles. Lo que hice fue que saqué a mis hijos (de uno y tres años), los saqué y los resguarde. De allí me desprendí de todo. Qué vamos a hacer, estamos en manos de ellos.

¿Ustedes los periodistas no han investigado por qué el comisario Robinson Castillo, el que hizo el informe y todo en la delegación Carabobo, de una vez lo pasan a dirección contra droga, que es un puesto tan codiciado por todos los petejotas?

-¿Por qué Robinson Castillo le atribuye a usted autoría intelectual de los crímenes?

R) El recibe órdenes, igual que un funcionario.

-Sambrano insinuó en su columna que los Makled podían estar involucrados en la muerte del fiscal de droga Gamal Richani…

R) Cuando uno está en política hay acusaciones. La familia Richani es amiga, no teníamos nada, ¿cuál era el motivo para tener algo en su contra? Además, mi enemigo no era Orel Sambrano, ni Larrazábal. Mi enemigo es Clíver Alcalá. Él sabe que yo soy su sombra y no descansaré. Siempre seré su sombra.

-¿Ha tenido contacto con personas y funcionarios a los que ayudó mientras estuvo en Venezuela?

R) No quiero profundizar sobre eso. Pero si he tenido contacto con varios amigos.

-¿De esos funcionarios a los que usted ayudó?

R) Sí. ¿No te dije que algunos funcionarios del DIM irán a Curazao donde la DEA les tomará declaraciones, para que salga la orden de captura contra Clíver Alcalá?

-¿Pero son funcionarios de rango alto, medio o bajo?

R) Eso lo vamos a dejar hasta allí. Son de los que trabajaron en el procedimiento y están dispuestos a colaborar en eso. Ellos nunca pensaron que eso (la droga en la finca de Tocuyito) iba a trascender tanto. Esto ha sonado en todo el mundo.

-Vamos a revisar su relación con el magistrado Aponte Aponte…

R) No vamos a tocar ese tema.

-¿En EEUU declarará también del ministro Tareck El Aissami y su hermano Firaz? Usted ha dicho que le entregó dinero al segundo para el nombramiento de comisarios en Maracay

R) Vamos a esperar los acontecimientos.

-¿Y del general Néstor Reverol?

R) Yo voy a responder a todas las preguntas que me hagan ellos (los funcionarios en EEUU). Uno tiene que decir lo que es. Si no digo lo que es, serán cargos en mi contra.

-El general Clíver Alcalá dice que no se defenderá de narcotraficantes. ¿Qué le responde?

R) Él dice que no se defenderá ¿y todo lo que él dice? Que hará siete mil casas en mi finca. El tema de él soy yo. Todo el mundo lo sabe. Yo no le tengo miedo. Eso lo hace para aparentar que no me tienen miedo.

-¿Usted amenazó al general Alcalá?

R) Yo no amenazo, si voy a hacer algo, lo hago y ya. ¿Me entiendes? Eso es de relleno. Como vio que metió al Presidente y a todo el Gobierno en problemas, porque al sembrar la droga soy narcotraficante, está bien. Entonces esos generales que trabajaban conmigo ahora están enredados. Chávez tiene un pie aquí y otro allá.

-¿Por qué cree que el Presidente tiene tanto interés en que usted sea extraditado a Venezuela?

R) Porque ahora está enredado el alto mando. Imagínate cuando yo llegue a Estados Unidos, que le saquen una orden de captura a Acosta Carles, otra a Carlos Aniasi, otra al general Alcalá.

-¿Vendrá una orden de captura contra Acosta Carles?

R) Eso es indudable. Cuando yo llegue a Estados Unidos y me siente yo solicito frente al jurado y empiece a decir yo cargué, yo despaché, yo pagué…. ¡Imagínate!

Lista de narcotraficantes:

En septiembre del año 2011 Estados Unidos incluye en su lista de narcotraficantes a Clíver Alcalá y Freddy Bernal

En septiembre del año 2011, Estados Unidos designó como narcotraficantes a cuatro funcionarios del Gobierno venezolano, por su presunta colaboración con la guerrilla colombiana FARC en el tráfico de drogas y armas.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (Ofac por sus siglas en inglés), adscrita al departamento del Tesoro, identificó en un comunicado de prensa a los cuatro funcionarios como Amílcar Figueroa, representante de Venezuela en el Parlamento Latinoamericano; el general del ejército Clíver Alcalá Cordones; el congresista Freddy Bernal y el funcionario de inteligencia Ramón Madriz.

El documento señalaba a Figueroa como un “proveedor principal de armas y un contacto principal para los líderes de Farc (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) afincados en Venezuela’’, mientras que acusó a Alcalá de “usar su posición para establecer una ruta de armas por drogas’’.

A Bernal, quien además fungió como alcalde de la capital venezolana, lo señaló por “haber facilitado ventas de armas’’ entre el Gobierno venezolano y las Farc; mientras que Madriz “ha coordinado seguridad’’ para la organización colombiana a la que Washington considera terrorista.

Ante los señalamientos del Departamento del Tesoro Bernal dijo, en su cuenta de Twitter, que “si pretenden amedrentarme con su lista gringa, ahora más que nunca rodilla en tierra x (por) Chávez y la revolución!! Es una agresión a la patria’’.

El entonces canciller venezolano, ahora presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, condenó la acción del Gobierno estadounidense: “Esto forma parte de una agenda de agresión permanente contra Venezuela. Siempre en el espíritu de tratar de montar una especie de expediente que garantice escaladas superiores de agresión a nuestro país en el futuro’’.

“Ese Departamento del Tesoro está descalificado desde el punto de vista moral, político y técnico para hacer cualquier tipo de opinión’’, agregó. Nicolás Maduro defendió a los cuatro venezolanos asegurando que son “ciudadanos decentes de nuestro país’’.

La designación estuvo acompañada del congelamiento de bienes que estas personas puedan poseer en Estados Unidos, y le prohibía a entes estadounidenses a realizar transacciones con los designados o sus bienes, tal como establece la ley de designación de cabecillas del narcotráfico extranjero (Foreign Narcotics Kingpin Designation Act), de diciembre de 1999, que declara quiénes o qué tipo de organizaciones son narcotraficantes en el extranjero para aplicar medidas financieras en su contra.

“La decisión de hoy expone a cuatro funcionarios del Gobierno venezolano como colaboradores clave de armas, seguridad, entrenamiento y asistencia de otro tipo a las operaciones de Farc en Venezuela’’, dijo el director de Ofac Adam Szubin.

“Ofac continuará concentrándose en las estructuras de apoyo a Farc en Venezuela y en la región’’.

En 2009, Ofac emitió una medida similar contra el ex ministro del Interior, Ramón Rodríguez Chacín y los jefes de organismos de espionaje Hugo Carvajal Barrios y Henry Rangel Silva. Las misiones diplomáticas de ambas naciones permanecen sin embajador desde que Caracas retirara en 2010 el plácet concedido a Larry Palmer, quien dijo durante su proceso de confirmación en el Senado que la inteligencia cubana había infiltrado a las fuerzas de seguridad venezolanas. Acto seguido, Washington solicitó a Bernardo Álvarez que no volviera a la embajada cuando hubiera concluido la pausa decembrina.

La lista de Individuos Especialmente Señalados es una de las que el Departamento del Tesoro actualiza regularmente en función de investigaciones para controlar el dinero del narcotráfico o el terrorismo en el mundo.

¿Quién es Eladio Aponte Aponte?

Eladio Aponte, fue un militar venezolano que jamás estuvo en combate pero que ahora lucha por su vida. Antes de ir a la Escuela de Formación de Oficiales de la Guardia Nacional (EFOFAC) fue un conocido tirapiedras comunista en el Liceo Martin J. Sanabria de Valencia. Gracias a la activa organización de infiltración militar existente, logró hacerse cadete. Se graduó de oficial y luego de abogado. A partir de allí empezó a comandar escritorios como un funcionario de la justicia militar.

Pronto su currículo se vio salpicado por acusaciones de procesos judiciales amañados y sentencias ácidamente criticadas. Estas denuncias le dieron brillo ante los ojos de los narcotraficantes quienes vieron en él buen potencial para sus negocios. En los años 80, estando en Valencia como juez militar en esa guarnición, entró en contacto con el cartel de la droga regentado por un grupo de “prósperos” comerciante árabes valencianos, quienes debían su bonanza a la droga y al lavado de dinero. Para ellos la protección militar era indispensable y estaban dispuestos a pagar.

Pronto el general de brigada (GNB) Luis Felipe Acosta Carlés, gobernador del Estado Carabobo, y el general de brigada (Ej) Clíver Alcalá Cordones, comandante de la Brigada Blindada, se unieron a ese combo junto con Aponte. Con el tiempo, la luna de miel entre los generales finalizó. Aponte, por ser de la Guardia, se cuadró con el ex gobernador de Carabobo y con Makled. Para entonces la mafia en el Ejército había decidido saltar a Makled y tomar directamente el control de la operación. Entonces Makled decidió vengarse.

En noviembre del 2005 llego la hora del desquite. Alguien alertó a la policía local y un camión cargado de cocaína de la banda rival a Makled fue capturado cerca del fuerte del Ejército de Carora. El chofer del vehículo resultó ser un conductor del Ejercito primo del general Henry Rangel Silva, entonces jefe del SEBIN. El general Alcalá alegando que Carora estaba dentro de su jurisdicción pidió que le enviaran al conductor detenido de nombre Héctor Rincón Rangel. Este individuo, junto con el camión que transportaba la droga y su respectivo cargamento fue enviado a Valencia y nunca más se supo del cargamento.

Posteriormente los presos fueron dejados en libertad en un juicio en el cual Aponte fungió de juez cediendo a presiones de muerte. Los complicados en el Ejército sabiendo que lo ocurrido se debió a una delación decidieron vengarse.

Un tiempo después, cerca de El Sombrero, aparecieron 1500 kg de cocaína en una finca de un amigo de Acosta Carles. Alcalá fue el acusador y relacionó a su rival Makled con el caso. Acosta respondió diciendo que Clíver se los había sembrado. Y así, la guerra de los narco soles había estallado públicamente, pero Chávez ocupado en otras cosas siguió apoyando a Aponte pese a los informes negativos de Alcalá.

En Valencia, Aponte y Acosta entablaron entrañable amistad con el narcotraficante Walid Makled. En los años siguientes Acosta empezó a otorgar favores al libanés a cambio de dólares, otorgándole entre otras menudencias sendos carnets que lo identificaban como comisionado de las dependencias que dirigía. Esta infracción leve se convierte en delito capital cuando se entregan ilegalmente credenciales a conocidos traficantes de drogas. Por allí comenzó Aponte a navegar el proceloso océano del comercio de estupefacientes, haciéndose parte del mismo al saber demasiado del espinoso tema.

En esas andanzas, el magistrado conquistó amistades poderosas y antagonistas muy peligrosas. Sus mecenas en el gobierno lo llevaron primero a convertirse en el fiscal militar implacable contra los conspiradores del golpe del 11 de abril y los militares de la Plaza Altamira. Estos “méritos” lo catapultaron al Tribunal Supremo de Justicia sin reunir los requisitos mínimos para ese alto cargo.

Al llegar al TSJ, la Doctora Luisa Estela Morales lo nombró presidente de los Circuitos Judiciales Penales de Caracas, Zulia y Nueva Esparta. En ese cargo, empezó a cambiar jueces y dictar sentencias en casos de narcotraficantes del cartel liderado por Makled.

Sus enemigos lo querían bajo tierra, porque el lucrativo negocio de la cocaína es mortal y porque Aponte al igual que el general Ochoa, sabía demasiado.

Después de varios meses la inteligencia norteamericana se enteró que el G2 cubano había descubierto en el puerto de La Habana un gigantesco cargamento de cocaína en las bodegas de un supuesto buque tipo “Tango” de la Armada venezolana. Al verificar el fondeadero de esos buques en Puerto Cabello, se confirmó que faltaba uno y los satélites lo detectaron en Cuba. Fidel había tomado personalmente cartas en el asunto porque no había sido informado previamente y se preocupó al enterarse que el Capitán venezolano Jesús Aguilarte Gámez era el contacto del cargamento en Cuba. Secretamente envió esta información a Venezuela, exigiendo investigar el hecho. Las averiguaciones indicaron que entre los sospechosos por el affaire del buque estaba Aponte, aunque no era el único ni el más importante. Pronto llegó la orden sumaria: el magistrado debía salir de juego. De inmediato, se instaló el Consejo Moral Republicano para conocer el caso y se encontró culpable al indiciado por el delito “trivial” de entregar un carnet. Rápidamente, la Asamblea Nacional aprobó por unanimidad la remoción del magistrado, haciendo innecesario el antejuicio de mérito. La Fiscala General Luisa Ortega Díaz anunció el inicio de las averiguaciones de rigor y la justicia revolucionaria comenzó la marcha para “fusilar moralmente” a Aponte, haciéndole perder credibilidad a sus delaciones.

En el proceso el ex gobernador del estado Apure, Jesús Aguilarte fue llamado a Venezuela, donde termina siendo asesinado en Maracay. En su remplazo fue enviado el general Hugo Carvajal (a) El Pollo, el ex jefe de la DISIP. Tras bastidores quedaba toda la inmundicia del barco sorprendido in fraganti en La Habana y otras menudencias donde Aponte era apenas un humilde miembro del reparto. Al destituirlo, el Consejo entregó a Chávez la cabeza del supuesto infractor, dejando impunes a los “grandes” tras bastidores.

Ante esta acción, Aponte presentó su renuncia al TSJ, pero su jugada no es aceptada. Al verse perseguido, decidió huir a Costa Rica para salvar su vida. Allí, cuando estaba a punto de ser secuestrado por un grupo integrado por miembros del G2 cubano y militares venezolanos, el fugitivo resolvió entregarse a la DEA antes que lo mataran.

El periodista Casto Ocanto, ubicado en Miami, señala que Aponte ha entregado toda la información sobre el caso Makled, incluyendo datos que demuestran la participación del alto general Clíver Alcalá Cordones, en la entrega de más de 388 kilos de cocaína, el mismo hombre que estuvo presente en la reunión secreta de Chávez para decidir el futuro del chavismo sin su líder.

Aponte habría facilitado a las autoridades estadounidenses los expedientes que involucran también a los generales Néstor Reverol, Hugo Carvajal y Orlando Rodriguez, así como de Tarek El Aissami, Ministro del Poder Popular para las Relaciones Interiores y Justicia. Aunque podría tener información todavía más comprometida pues admitió a los investigadores federales haber recibido instrucciones directas de Chávez para “cometer delitos graves”, según Roger Noriega, ex embajador de EEUU en la Organización de Estados Americanos.

Pero el ex magistrado venezolano no está solo en sus acusaciones, pues importantes capos extraditados a EEUU hace dos años han contado en detalle, y por separado, la arquitectura completa del narcogobierno de Miraflores, asegura Noriega. “Habrá malas noticias para los narco generales, deberían considerar sus estrategias de salida.

¿Cuál es el rol de Clíver Alcalá en el asesinato del ex gobernador de Apure, Jesús Aguilarte? Pregúntenle a Aponte” informó Noriega.

Clíver Alcalá Cordones y su esposa

Matrimonio:

El 13 de mayo de 2012, se confirma la noticia que el General de la IV División Blindada y Guarnición de Maracay, Clíver Alcalá Cordones, se casa con Martha González, sobrina del narcotraficante Hermágoras (Armandito) el gordito González, jefe del Cartel de la Guajira, con lo cual según los entendidos en la materia de narcotráfico, se consolidó la unidad de dos de los carteles más poderosos en el mundo.

Denuncian matanza de unos 80 indígenas yanomami:

Una organización que agrupa a indígenas Yanomami denunció la matanza en julio de 2012, de unos 80 miembros de esta etnia a manos de mineros ilegales brasileños en una zona selvática del sur de Venezuela, informó a la AFP su secretario ejecutivo, Luis Ahiwei.

“El 5 de julio, los garimpeiros (mineros ilegales) quemaron el shabono (choza circular) donde habitaban aproximadamente 80 personas” dijo Ahiwei, de Horonami Organización Yanomami (HOY), destacando que los cuerpos quedaron “quemados” y “no se identificaron”.

Según el activista, con un helicóptero los mineros “de repente se posicionaron encima del shabono y sonaron disparos y salieron explosiones por toda la comunidad” Irotatheri, ubicada en el alejado y selvático sector Momoi del estado Amazonas (sur), fronterizo con Brasil.

La comunidad “fue masacrada”, apuntó.

El conflicto se originó días antes, cuando los mineros “se llevaron una mujer (yanomami) y los indígenas la rescataron. Por eso los mineros se armaron”, señaló Ahiwei.

HOY, que agrupa desde 2011 a un centenar de comunidades yanomami, denunció el presunto ataque ante la Fiscalía, la Defensoría del Pueblo y el Ejército, y solicitó a los gobiernos de Brasil y Venezuela que crearan una comisión binacional para investigar los hechos y expulsar a los mineros.

En aquel momento, las organizaciones indígenas del estado Amazonas (Coiam) lamentaron la situación y señalaron que desde 2009 han denunciado agresiones de garimpeiros contra las comunidades yanomami, que habrían sido víctimas de violencia física, amenazas, secuestro de mujeres y contaminación de agua con mercurio, según un comunicado.

Bandas de garimpeiros proliferan en las minas artesanales de oro y diamantes ubicadas en los recónditos y poco custodiados parajes del sur de Venezuela.

Clíver Alcalá Cordones, afirmó que las Fuerzas Armadas Nacionales registraron el Alto Orinoco y determinaron que no se produjo ninguna matanza de indígenas en la zona.

“Por tierra, aire y por vía fluvial hemos verificado todas las comunidades cercanas a Irotatheri e incluso Irotatheri, donde hemos mirado y visto que no hay ningún tipo de matanza como se indicaba en las informaciones que se dieron, que originaron la operación”, manifestó al canal del Estado.

Desde el estado Amazonas, el miembro del Alto Mando Militar indicó que en la zona se encontraba la ministra para Pueblo Indígenas, Nicia Maldonado, “viendo, compartiendo”, y destacó que “en ese momento se dirigía a una rueda de prensa con los medios internacionales y nacionales”. “Estamos haciendo una visita a esa población y es muy posible que esta noche permanezcamos allí y mañana nos vayamos con una idea clara de que realmente en el Alto Orinoco no hay ningún tipo de problemas”, agregó.

De esta manera, Alcalá Cordones se unió al bloque de altos representantes del Estado que reaccionaron contra la denuncia de las organizaciones de derechos humanos y organizaciones indígenas que, basados en declaraciones de testigos, aseguraron que mineros ilegales atacaron a una comunidad de la etnia yanomami conformada por alrededor de 80 individuos. También la titular de la Defensoría del Pueblo, Gabriela Ramírez, avaló la versión gubernamental.

¿Silencio electoral?

Para algunas voces de la oposición, el gobierno de Venezuela silenció la masacre.

“Creo que lo malo de esta situación es que la denuncia se dio a conocer en medio de campaña electoral”, afirma el opositor gobernador del estado Amazonas, Liborio Guarulla. “El gobierno consideró que todo escándalo le perjudica el momento, por lo que ordena callarlo”, sostuvo en declaraciones a BBC Mundo.

“Lo primero que hizo la ministra fue negar el hecho. Dos días después, dice que no hubo matanza. Se supone que la comisión llegó hasta el Alto Orinoco, pero no pudieron llegar hasta el sitio (Irotatheri), donde no hay helipuerto”, agregó el político opositor, quien critica que en ese viaje no se llevaran testigos, medios de comunicación, ni expertos.

“Tampoco se ha podido obtener el testimonio de la gente. Los denunciantes se encuentran secuestrados”, afirmó Guarulla quien apunta que Luis Shatiwë, un líder de la organización Yanomami Horonami y el primero en hacer pública la denuncia “está recluido” en el comando militar de Puerto Ayacucho. BBC Mundo pudo hablar con él cuando se supo por primera vez de la supuesta masacre.

BBC Mundo también intentó comunicarse con el Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas para contrastar estas denuncias y no obtuvo respuesta.

Clíver Alcalá y los indígenas:

El conflicto entre el Ejército y los indígenas se intensificó en el mes de enero 2013 cuando el Ejecutivo suspendió los vuelos a cada una de las comunidades de Canaima y Gran Sabana, de los que dependen para obtener alimentos, insumos básicos y herramientas para la minería.

El capitán de la comunidad Musk Pa de La Paragua, Alexis Romero, explicó que, en promedio, contaban con el servicio de 21 aeronaves que por cada viaje cobraban hasta 1.200 bolívares desde Puerto Ordaz o Ciudad Bolívar hasta el pueblo.

Con la reducción de los vuelos, sólo dos compañías prestan servicio, lo cual ha incrementado los costos en 100%.

“Los militares dicen que con estas aeronaves traemos cosas para la minería, y sí, porque de la minería es la única forma que uno puede vivir aquí”, dijo.

Urimán está ubicada al suroeste del estado Bolívar y está integrada por 13 comunidades de la etnia pemón. En total son seis sectores en los que residen 103 asociaciones indígenas organizadas.

Indígenas exigen renuncia de Clíver Alcalá Cordones (8 de febrero de 2013)

Comunidades indígenas emitieron un comunicado donde cuestionaban la gestión del Comandante General de la Región de Defensa Integral Guayana, Clíver Alcalá Cordones, exigían su renuncia y reivindicaban el artículo 99 de la Constitución Bolivariana, a propósito de la situación que se desarrolla en el estado Bolívar donde un grupo de indígenas desarmaron a más de 40 integrantes de la Fuerza Armada Nacional (FAN).

Las exigencias que hacían los firmantes eran las siguientes:

“1.- Respeto a nuestros derechos reconocidos en la Constitución del 99, en los documentos internacionales suscritos y ratificados válidamente por el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, específicamente en lo que respecta al reconocimiento formal de nuestras tierras ancestrales, obstaculizada por poderosos intereses económicos de un reducido grupo económico militar contrarrevolucionaria.

2.- Respeto a nuestros territorios ancestrales y a la autonomía y libre determinación de nuestro pueblo pemón dentro de la soberanía del Estado Venezolano.

3.- Nulidad del decreto que reserva al Estado las actividades de exploración y explotación del oro.

4.- Declarar al Gral. Clíver Alcalá como: a) Persona no grata y enemigo número uno del pueblo Pemón, especialmente de los miembros de las Comunidades aéreas. b) representante y defensor de los intereses de la extrema derecha militar racista reaccionaria burgués y enemigo del proceso revolucionario socialista liderado por el Presidente Hugo Chávez Frías.

5.- Exigir la destitución inmediata de este “ciudadano” que no merece semejante cargo ni merece formar parte del Ejército Libertador, ni formar parte de la unión cívico militar propugnado por el Presidente Hugo Chávez Frías.

6.- Defender nuestras tierras ancestrales y crear milicias indígenas para defender el proceso revolucionario liderado por el Presidente Hugo Chávez Frías y defender nuestros territorios de intereses particulares de la cúpula oligarquía militar.

7.- Tomar todas las acciones y medidas necesarias para lograr nuestro objetivo.

8.- Hacer público este pronunciamiento a todas las instancias del Gobierno Nacional, Regional y Local, de ser necesario a todos los organismos nacionales e internacionales de Derechos Humanos y de los Pueblos Indígenas.

Las razones para tales exigencias, señala el comunicado, son las siguientes:

“a) la reducción y limitación de los servicios aéreos hacia nuestras comunidades; b) retención de los transportes aéreos privados, quienes muchas veces han colaborado con nuestras comunidades en casos de emergencias; c) control exagerado, abusivo, parcializado y discriminativo de los militares bajo el orden del Gral. Clíver Alcalá Cordones, Comandante General de la Región de Defensa Integral Guayana (REDI-Guayana), lo cual muchas veces se traduce en la retención arbitraria e inconsiderada de nuestras mercancías de primera necesidad, bajo alegato de que todo es para la explotación minera, afectando la sobrevivencia física de los miembros de nuestras comunidades Pemón, violando nuestros derechos reconocidos en la Constitución Nacional y en los documentos internacionales válidamente suscritos y ratificados por la República Bolivariana de Venezuela y, d) la limitación de los aeronaves ha creado una especulación abusiva de los precios de transporte por los pocos transportistas aéreos permitido por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana”.

En el comunicado se cuestionaba “la inminente, masiva e intensificada militarización de nuestras tierras comunitarias, para cumplir con las disposiciones del decreto de explotación del oro”. Se indica: “Dado que el Decreto referido “Ley de Nacionalización del Oro”, base legal de las acciones militares, es un decreto inconstitucional y anulable, en virtud de la (i) violación de la garantía de ley formal para la reserva al Estado de la actividad de exploración y explotación del oro y para el establecimiento de delitos y penas; (ii) violación del derecho de nuestras comunidades a ser informados y consultados acerca de las implicaciones del Decreto Ley sobre nuestro hábitat y los recursos naturales existentes en nuestros territorios y, en particular, sobre la forma de aprovechamiento de los recursos auríferos; (iii) violación de nuestros derechos como pueblos indígenas por la declaratoria de nuestras tierras ancestrales como zonas de seguridad, violando nuestros derechos a la propiedad sobre nuestras tierras y el derecho de continuar con nuestro sistema productivos tradicionales y con la organización social y política que hemos tenido hasta ahora de acuerdo a nuestras costumbres ancestrales, lo cual se verá ineludiblemente afectado por las potestades que ejercen la administración pública y las fuerzas armadas en las zonas declaradas de seguridad, sin que hasta ahora se haya cristalizado el mandato constitucional y el anhelo de nuestro pueblo, que es el reconocimiento legal de nuestras tierras y hábitat mediante la titularización; (iv) violación de nuestros derechos como pueblos indígenas al aprovechamiento de los recursos que se encuentran en nuestro territorio; y (v) violación de nuestro derecho a participar efectivamente en el diseño e implementación del nuevo modelo productivo y en los beneficios del aprovechamiento de los recursos naturales de nuestras tierras ancestrales”.

Las comunidades aseguran que fracasó el dialogo en las conversaciones con el Gral. Clíver Alcalá, “quien sin escuchar nuestros planteamientos, nos ha afirmado de una manera altanera, grosera, abusiva e incluso amenazante, en presencia del Ciudadano Alcalde del Municipio Autónomo Gran Sabana, Manuel de Jesús Valles, a quien el General referido tildó de contrarrevolucionario, por tratar de defender los intereses colectivos de las comunidades indígenas aéreas, que lo de él es acabar con la minería y las actividades que él considera como las conexas antes del 5 de julio fecha en la cual va al retiro”.

De acuerdo con el comunicado Alcalá “ha ordenado al Ejército bolivariano a explotar todos los equipos mineros bien sea de las comunidades indígenas y no indígenas y ha retenido los transportes aéreos sospechosos según él, de trasladar suministros mineros y narcotraficantes; ordenando hacer una requisición exhaustiva, sin que en nada les importe las necesidades de los miembros de las comunidades pemón y la reacción que pueda generar dicha orden y acción. Aseverando que ha dado la orden a sus soldados y oficiales de no usar armas contra los civiles (indígenas y no indígenas), que sin embargo dice que, como humano sus subalternos pueden reaccionar, de lo cual él no asume la responsabilidad, porque eso escapa de sus manos”.

El comunicado fue firmado por Néstor Ramírez Sucre, capitán general del sector Uriman y Víctor Abati Calcaño, capitán general del sector Kamarata entre otros.

Pemones secuestraron al jefe de la GNB Clíver Alcalá:

Un total de 14 oficiales y 28 soldados de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) estuvieron retenidos por la comunidad pemona de Urimán, en el municipio Gran Sabana del estado Bolívar.

Entre los retenidos se hablaba del jefe de la Región de Defensa Integral de Guayana de la GNB, Clíver Alcalá. La corresponsal del diario El Nacional, Clavel Rangel, señaló que Alcalá “no está apresado directamente con ellos”, pero que no lo dejan salir. Así lo aseguró un capitán de Canaima.

Los aborígenes protestaban para denunciar atropellos militares según portales regionales de noticias. También exigían suspender las restricciones de los vuelos; garantizar el suministro de gasolina y alimento y la presencia del entonces vicepresidente, ahora presidente de la República, Nicolás Maduro.

El lío comenzó un viernes a las 5:00 de la mañana cuando los pemones tomaron el aeropuerto en Santa Elena de Uairén. Igualmente pasó a las 4:00 de la tarde en Canaima, con el fin de evitar que un equipo anti motín saliera a Urimán a solucionar la retención de los efectivos.

Se hablaba de militares desarmados y atados desde el jueves. “Se les permitía comer, tomar agua, hacer sus necesidades e inclusive, bañarse”, indicó el capitán general del sector 3, Néstor Ramírez.

La secretaria de la Capitanía General del sector 6, Lisa Henrito, señaló que meterse con un pemón “es meterse con todos”.

Puntualmente sus peticiones eran las siguientes:

– Que finalicen los “abusos militares”,

– La restitución del tránsito aéreo -suspendido por el REDI Guayana a inicios del 2013.

– La normalización del suministro de combustible.

– La destitución del mayor general Clíver Alcalá Cordones.

– La instalación de un diálogo entre aborígenes y Gobierno.

Desde la última semana de enero de 2013, el problema del abastecimiento de combustible y alimentos en Canaima se acentuaba al punto de generar las primeras reacciones en las comunidades afectadas tanto dentro, como fuera del parque nacional que lleva el mismo nombre.

Desde entonces el Ejército venezolano había restringido la venta del carburante a 1.600 litros por operadora a la semana. Esto obligó a los operadores aéreos a hacer largas colas junto a los pescadores y habitantes del sector La Paragua.

Se sumó la denuncia de la paralización del turismo dentro del parque y el mal estado de la pista de aterrizaje.

Reuniones:

Una primera reunión se llevó a cabo entre comunidades y autoridades de Canaima, en donde el resultado fue la extensión de la crisis y la no solución del problema que les aquejaba.

Una comisión de alto nivel visitó Urimán para instalar el diálogo. La comisión está integrada por el viceministro de Petróleo y Minas, una representante del Ministerio de Pueblos Indígenas, el alcalde de Gran Sabana, la Defensoría del Pueblo y otras instituciones, según señaló el Correo del Caroní.

Sin embargo los pemones estaban firmes en su decisión: No querían intermediarios. Exigían la presencia de Nicolás Maduro inmediatamente o no soltarían a los efectivos militares.

Los “atropellos militares”:

Representantes de la Federación Indígena denunciaron en rueda de prensa presuntos atropellos a las comunidades por parte de efectivos militares que resguardaban los sectores afectados.

El presidente de la Federación Indígena de Bolívar, Jean Carlos Velázquez, aseguró: “Los efectivos militares quieren hacer cumplir las leyes, pero a su manera, atropellando nuestra integridad. Esto es algo que no aceptaremos nunca, porque desde hace tiempo el militar venía a atropellarnos; ya eso se acabó para nosotros”.

Capitanes pemones liberaron a 43 militares luego de firmar tregua de 15 puntos

Los indígenas de Urimán, quienes sometieron a 43 soldados del Ejército, obtuvieron varias respuestas, excepto en la destitución del general Clíver Alcalá Cordones y en la nulidad del Decreto 8.413.

Sin embargo, lograron:

– Un permiso para la minería en un sector de Canaima.

– Libertad en cuanto a la minería artesanal.

– Respeto a sus derechos, despacho regular de combustible a precio del mercado,

– Cese de la operación Arekuna y la seguridad de que no habrá represalias.

Fueron los acuerdos a los que llegaron los capitanes pemones tras una reunión de cinco horas con el gobernador de Bolívar, Francisco Rangel Gómez, el comandante estratégico operacional de la FANB, Wilmer Barrientos; y la ministra de Pueblos Indígenas, Aloha Núñez.

A pesar de los quince acuerdos, quedaron en espera dos exigencias medulares: la destitución de Clíver Alcalá Cordones como encargado del REDI Guayana, y la nulidad del decreto 8.413, que confiere al Estado la potestad de explotar el oro.

No hizo falta la presencia del vicepresidente Nicolás Maduro para levantar la protesta.

Los 11 personajes clave en el audio de Mario Silva, 2013

En el 2013, el diputado Ismael García reveló una conversación entre un funcionario del G2 cubano, Aramis Palacios, y el presentador Mario Silva. En ella, se hace mención a una larga lista de personajes asociados con el Gobierno Nacional.

En el audio de la supuesta conversación cubano se tocaron distintos temas que involucran a altos personajes ligados al sector oficial y el presunto manejo de algunas instituciones clave del Estado y de la Fuerza Armada.

Una presunta lucha de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello por el poder, un manejo centralizado de instituciones como Cadivi, el Sebin y el CICPC y hasta una “conspiración” en proceso son algunos de los puntos tocados en el material de aproximadamente una hora y diez minutos.

A continuación los 11 personajes clave:

Los hermanos Carlos y Clíver Alcalá Cordones: Se graduaron en 1983 de la Academia Militar, con el grado de subtenientes. Carlos es mayor general del Ejército, designado en el año 2012 Comandante General del Ejército, después de ocupar varios cargos de importancia como la Inspectoría General de la Fuerza Armada Nacional. Clíver también es mayor general y es otro peso pesado del Alto Mando: fue comandante de la Cuarta División Blindada durante varios años, y en este momento es comandante de la Región de Defensa Integral Guayana. Clíver fue señalado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos por casos de tráfico de armas y drogas, y estuvo relacionado con el caso de Walid Makled y el ex magistrado Eladio Aponte Aponte; además, recientemente fue denunciado por las comunidades indígenas de Guayana por presuntas agresiones.

Carlos Aguilera: Capitán del Ejército en situación de retiro, ex director de la Disip entre 2001 y 2002. En los primeros años del gobierno ocupó cargos importantes, como la Dirección de Relaciones Presidenciales, Secretario de la Presidencia, viceministro de Gestión Comunicacional, viceministro de Gestión Administrativa y presidente de la Fundación Pueblo Soberano,

Manuel Barroso: Coronel del Ejército. ex presidente de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) entre 2008 y 2013. Fue el presidente del Banco del Pueblo Soberano y director principal del Banco del Tesoro. Comenzó su andanza en el Gobierno como mano derecha de Diosdado Cabello.

Wilfredo Figueroa Chacín: General de brigada del Ejército, hasta hace menos de un mes jefe de la Dirección de Inteligencia Militar. Antes se había desempeñado como Comandante de la Guardia de Honor.

Hugo Carvajal Barrios: General de brigada del Ejército, graduado de la Academia Militar de Venezuela en 1981. Recién designado director de la DIM, cargo en el que estuvo también en el año 2011. En 2008 se vio implicado en escándalos relacionados con la seguridad nacional de Colombia y fue sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos. En 2012 ocupó la dirección de la Oficina Nacional Contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo del gobierno venezolano.

Alí de Jesús Uzcátegui Duque: General de división retirado, designado por Hugo Chávez como embajador de Venezuela en Viena, Austria. En 2002 se desempeñó como director de la Escuela Básica de la Fuerza Armada Nacional en Maracay. Hasta el 2007 asumió la Secretaría General del Consejo de Defensa de la Nación. Fue el oficial enviado a rescatar al ex presidente en la isla de La Orchila.

José David Cabello: Hermano del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello. En 2006 fue Ministro de Infraestructura y director de Conviasa. En 2008 se convirtió en la dirección del Seniat.

Armando Laguna Laguna: Almirante retirado, recién designado por la Presidencia de la República como jefe de gobierno del Territorio Insular Miranda, cargo que también ocupó en el año 2011. Fue Comandante General de la Armada y embajador de Venezuela en Lima, Perú.

Carolina Cestari: Fue designada en 2009 como presidenta de la Fundación Radio de la Asamblea Nacional. Ex esposa de Néstor Francia, actualmente se desempeña como la asistente de Cilia Flores.

Pedro Morejón: Diputado de la Asamblea Nacional por el MVR, elegido en 2005. Designado por Hugo Chávez como ministro para la Economía Popular (Minep). En este momento, apartado de funciones de Gobierno.

Rumor: Embajada de Portugal

En el 2013, corría el rumor de que al general Clíver Alcalá Cordones, oficial del ala pura del chavismo, se le habría ofrecido la embajada de Portugal.

Supuestamente, el general no la había aceptado, pero se cuenta que no habría podido ingresar al servicio diplomático, pues desde la Cancillería intentaban lograr que Lisboa le negara el placet en caso de que Nicolás Maduro lo quisiera enviar como embajador. Igual suerte tuvo Wilmer Barrientos, propuesto para la embajada venezolana en Canadá.

Continuará…

Por: Redacción/R24
Politica | Opinión
Oficialismo | Psuv
Corrupción | Psuv
Ciudad | Caracas
Judicial | Narcotráfico
Diplomacia | Cancillería
Fraude | Ascensos
jueves 24 de julio, 2014

Demos Noticias Logo



Comentarios:

comments

You must be logged in to post a comment Login

Widgetized Section

Go to Admin » appearance » Widgets » and move a widget into Advertise Widget Zone